• El ministro de Hacienda niega filtraciones con intencionalidad política desde la Agencia Tributaria.
  • Critica que haya medios de comunicación que "en vez de destacar, por ejemplo, el fraude en la formación en Andalucía, se dedican a insinuaciones".
  • Y destaca el trabajo de los funcionarios de la Agencia Tributaria, que "lo hacen con todo el rigor y objetividad". 
La sesión de control al Gobierno en el Congreso ha tenido otro protagonista. Se trata del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en el ojo del huracán tras las informaciones (El País) que apuntan al supuesto malestar con él de altos funcionarios de la Agencia Tributaria por un posible uso político de los datos fiscales y la publicación de datos fiscales del dirigente de Podemos, Juan Carlos Monedero, y de otros episodios similares.

El ministro de Hacienda ha negado que amenace a determinados sectores y aseguró que el "único" que puede sentirse amenazado es el defraudador fiscal. "El que amenaza es el político, ese que se levanta y dice: ¡No te tengo miedo!", en referencia a las declaraciones que hizo Juan Carlos Monedero en un mitin donde se dirigió a Montoro con un: "¿me quieres meter miedo? No te tengo miedo, tengo mis cuentas muy en regla".

El titular de Hacienda ha respondido con su tónica habitual, con cierta sorna, y ha dicho que hay "interés" y "fruición" en esas informaciones y ha criticado que haya medios de comunicación que "en vez de destacar, por ejemplo, el fraude en la formación en Andalucía, se dedican a lo que se dedican, a insinuaciones". "Los funcionarios trabajan y los resultados están ahí", defendió Montoro, para agregar que "nadie debería dudar de su pundonor" y su independencia.

"Pero ya estamos acostumbrados en esta legislatura", ha añadido. Según ha asegurado, los casos que investiga Hacienda "no son públicos" y las informaciones que se publican no proceden de la Agencia Tributaria.

El responsable de Hacienda destacó que cada vez se dedican un mayor número de efectivos de la Agencia Tributaria al servicio de la justicia, y apuntó que en 2014 alrededor de 1.400 funcionarios actuaron en auxilio judicial. Montoro quiso dejar claro que "lo hacen con todo el rigor y objetividad" y pidió que "como tal entiendo que debe ser valorada su actuación en esta Cámara".

"Algunos se ponen nerviosos, me da igual en qué ámbitos, políticos o empresariales, porque tienen problemas con la Hacienda. Lo que hay que hacer es evitar tener estos problemas con Hacienda y no caer en los ámbitos del fraude fiscal", ha subrayado.

Andrés Velázquez
[email protected]