• El presidente ha anunciado una iniciativa para tratar de modificar la Constitución y el Código Civil y que pueda ser reconocido en todo el país.
  • Actualmente, sólo la capital de México y varios estados permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo.
El matrimonio homosexual se va implantando lentamente en todo el mundo, y de manera especial en Hispanoamérica. Y todo ello, al dictado del Nuevo Orden Mundial (NOM), que como se sabe, quiere globalizar políticas contrarias a la ley natural. Si recientemente fue Colombia el país que aprobó el matrimonio homosexual, ahora es México quien también lo quiere hacer. Su presidente, Enrique Peña Nieto, ha anunciado una iniciativa para tratar de modificar la Constitución y el Código Civil y que el matrimonio entre personas del mismo sexo pueda ser reconocido en todo el país, informa Europa Press. Con la excusa del Día Internacional contra la Homofobia, Peña Nieto ha abogado por incluir "con toda claridad" en la Constitución y el Código Civil la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia, que establece que las personas pueden contraer matrimonio "sin discriminación por motivos étnico, nacional, discapacidad, condición social, religión, género o preferencias sexuales". Actualmente, sólo la capital de México y varios estados permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo. Con los cambios que plantea Peña Nieto, "quedaría explícito el matrimonio igualitario en nuestra Constitución", según ha explicado el presidente. Peña Nieto ha propuesto derogar las normativas que, en los distintos niveles administrativos, supongan algún tipo de discriminación, y ha planteado también la expedición de certificados de cambio de sexo, informan medios locales. José Ángel Gutiérrez [email protected]