• Banco Santander anuncia su mayor inversión (695 millones) desde que está en el país para modernizar sistemas.
  • Y es que el grupo de Ana Botín ya roza el 20% de cuota de mercado.
  • Las claves de futuro del sector bancario mexicano son: domiciliar recibos y cajeros automáticos.
  • El grado de bancarización en toda Hispanoamérica es mínimo y hay muchas colas, pero los márgenes son mayores.
  • El tema es especialmente acuciante para BBVA, pues Bancomer supone cerca del 50% de su beneficio.
  • Y luego vendrá la 'bolsarización' de la banca mexicana: Santander cedió, pero BBVA no; Bancomer no cotiza.
México se puede considerar como un paraíso para la banca española, a la luz de la fuerte presencia de BBVA y Santander (primero y segundo, respectivamente)… Pero es necesario invertir en tecnología porque el problema de la banca mexicana son las grandes colas que se forman a las puertas de las sucursales. Recientemente, el Banco Santander ha anunciado una inversión de 15.000 millones de pesos (unos 695 millones de euros) durante los próximos tres años, la mayor desde que está en el país (noviembre de 1991). Héctor Grisi, presidente ejecutivo de Grupo Financiero Santander México, fue el encargado de anunciarlo. Y ojo, porque la invesión es lógica. Santander está aumentando su cuota en México y ya roza el 20%. Grisi señaló que dicha inversión servirá para modernizar la red de canales y mejorar sistemas e infraestructura. Asimismo, apuntalará proyectos estratégicos (Santander Plus y Santander Aeroméxico) y explorará nuevas líneas de negocio. Todo ello porque quieren ser "el mejor banco del país", por lo que mantendrán su apuesta por México, a pesar de los retos. De hecho, ya tienen allí más de 13 millones de clientes, 1.076 sucursales y 311 oficinas, y 16.828 empleados. Las claves del futuro del sector bancario mexicano son la domiciliación de recibos y los cajeros automáticos. Y es que el grado de bancarización en toda Hispanoamérica es mínimo y hay muchas colas para realizar diversos trámites. Sin embargo, los márgenes de negocio son mayores, pues los tipos de interés no están en el 0% como en España. El futuro del sector en México es especialmente acuciante para BBVA, pues Bancomer supone cerca del 50% de su beneficio y del 30% de sus ingresos. En 2013, lanzó un plan de inversión por 3.500 millones de dólares (unos 3.314 millones de euros), que según el director general de la entidad mexicana, Eduardo Osuna, estará cerca de los 4.000 millones de dólares (unos 3.787 millones) cuando acabe. Además, en 2015, superó las 1.000 sucursales y ahora está cerca de las 2.000, tiene más de 5.000 cajeros y más de 37.000 empleados. Y luego vendrá la bolsarización de la banca mexicana, pues allí la mayoría de entidades no cotiza a diferencia de lo que ocurre en España. Santander cedió y sacó su filial al parqué, pero BBVA se negó y por el momento no entra en sus planes. Cristina Martín [email protected]