• El motivo principal de la marcha fueron las violaciones a los derechos humanos registradas durante su gestión, iniciada en 2012.
  • De hecho, la movilización estuvo encabezada por los padres de los 43 estudiantes de la escuela de Ayotzinapa desaparecidos en 2014.
  • Pero a los mexicanos también les ha enfadado mucho la visita de Donald Trump, recibido por Peña Nieto.
"¡Fuera Peña!" fue la principal consigna que emitieron unos 10.000 manifestantes que marcharon la tarde del jueves en la capital mexicana para exigir la renuncia del presidente Enrique Peña Nieto por las violaciones a los derechos humanos registradas durante su gestión, iniciada en 2012. La manifestación, que en su mayor parte transcurrió en paz, terminó con una escaramuza entre marchistas y la policía antimotines de la Ciudad de México, que, mediante una barrera de varios cientos de agentes bloqueó el paso a los manifestantes y utilizó gas lacrimógeno para dispersarlos, informan agencias. Precisamente el acto de protesta fue convocado en redes sociales bajo las etiquetas #RenunciaYa y #Motivossobran desde el 2 de septiembre, un día después de que Peña Nieto presentara su informe de Gobierno y dos días después de la visita al país del candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump. Y el mismo día en que México celebra el día de la independencia. La movilización, encabezada por los padres de los 43 estudiantes de la escuela de Ayotzinapa desaparecidos en 2014, tuvo como punto final el Hemiciclo a Juárez, en la Alameda Central. Durante el recorrido, los participantes enumeraban los temas que el presidente no ha resuelto y otros que, según ellos, ha provocado. Entre los motivos para exigir la renuncia de Peña Nieto, quien atraviesa sus momentos más bajos de popularidad, citaron la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa y la muerte de ocho personas en junio pasado Nochixtlán, estado de Oaxaca, durante un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad en el marco de una protesta de maestros. Uno de los motivos más señalados fue la visita de Donald Trump, considerada por muchos ciudadanos como ofensiva ya que el candidato ha atacado a los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos y repetido en numerosas ocasiones que construirá un muro en la frontera común. "Peña, entiende, el pueblo no te quiere por traidor a la patria", gritó uno de los asistentes. También se señalaron los casos de Tlatlaya y Tanhuato, episodios en que civiles murieron debido al aparente uso excesivo de la fuerza por parte de soldados y agentes federales. Otras razones esgrimidas señalaron directamente a la figura del presidente, como el presunto plagio de su tesis profesional o el caso de la llamada Casa Blanca, una mansión de la primera dama Angélica Rivera adquirida de un contratista del Gobierno. Así que el enfado de los mexicanos con su presidente va en aumento. José Ángel Gutiérrez [email protected]