• El presidente-dictador venezolano quiere llevar a instancias internacionales la supuesta 'ley mordaza' del PP mientras él encarcela a sus opositores políticos.
  • A juicio del dictador venezolano, según la nueva ley del Gobierno de Rajoy "está prohibido protestar en España".
  • Cosa que, efectivamente, ocurre en Venezuela: que se lo pregunten al alcalde de Caracas, Antonio Ledezma; a Leopoldo López y a muchos más...
El jefe de Estado de Venezuela, Nicolás Maduro (en la imagen), es todo un demócrata adalid de la defensa de los derechos humanos. Por eso, ha informado de que el Parlamento de su país denunciará "ante todos los escenarios" la Ley de Seguridad Ciudadana de España, calificada como 'Ley Mordaza', por supuestamente violar los derechos humanos, publican agencias. "Esa es una ley fascista y desde Venezuela, con nuestra voz libre la denunciamos, es una ley que viola los derechos humanos, que viola la Carta de Naciones Unidas y la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de Venezuela me anuncia que va a empezar a denunciar la Ley Mordaza de (Mariano) Rajoy (presidente del Gobierno de España) en todos los escenarios", dijo Maduro. El presidente hizo el comentario durante su programa de televisión, 'En Contacto con Maduro', en el que señaló que si a él como gobernante venezolano se le ocurriera imponer una ley de esta naturaleza, lo llamarían dictador. "Como la aprueban en España, la aprueba la ultraderecha franquista de Rajoy, entonces cállate boca", señaló al referirse a esta ley que entró en vigor hace dos semanas en España después de ser aprobada solo con los votos del PP. "Está prohibido protestar en España, en España se ha impuesto una dictadura del capital financiero y de la corrupción de la derecha franquista encabezada por el señor Rajoy, esa es la verdad verdadera", reiteró. De lo que no habló Maduro durante su programa es de los opositores políticos venezolanos encarcelados por el mero hecho de serlo: Antonio Ledezma (alcalde de Caracas), Leopoldo López y muchos más (estudiantes, etc.), que hicieron sólo eso; protestar. Lo que, al parecer, está prohibido en España. Menos mal que tenemos a Maduro para velar por la democracia en España. José Ángel Gutiérrez [email protected]