• Estudia oportunidades de negocio por 9.700 millones con su entrada en trenes de cercanías y regionales, así como con la ampliación de su perímetro geográfico.
  • Entre ellas, el concurso que prepara Renfe para renovar su flota, tras adjudicarse el macropedido de 30 trenes AVE y su mantenimiento.
  • El fabricante de trenes de la familia Oriol explica la caída de ventas porque los principales proyectos están en ejecución avanzada.
  • Eso sí, lo compensan, en parte, con mayores márgenes operativos: se sitúan en un 23,8%.
A la vista de los resultados de los nueve primeros meses, parece que Talgo va al tran-tran y ya no le basta con el AVE. De hecho, fía su futuro a la diversificación porque hasta ahora tiene menores beneficios (-19%) y ventas (-32%) que hace un año. El fabricante de trenes de la familia Oriol está estudiando oportunidades de negocio por 9.700 millones de euros en Europa, Oriente Medio y Norte de África. Todo ello gracias a su entrada en cercanías y regionales, así como a la ampliación geográfica. Entre estas oportunidades, destaca el concurso que prepara Renfe para renovar su flota: Talgo está bien posicionada, pues el operador ferroviario le adjudicó el macropedido de 30 trenes AVE y su mantenimiento, aunque esto también podría provocar que en el nuevo concurso hubiera otros beneficiarios, por ejemplo, CAF, compañía especializada en cercanías, regionales, tranvía y metro. El beneficio neto de Talgo se ha situado en 35,5 millones (-19,4%). Por su parte, el Ebitda ha sido de 67,7 millones (-20,4%) y el Ebit, de 51,8 millones (-22%). Mientras, las ventas han ascendido a 300 millones (-32,5%), muy lejos de los 1.051,8 millones logrados por CAF en el mismo periodo. Talgo ha señalado que la caída se debe a que los principales proyectos están en un avanzado grado de ejecución. Eso sí, lo compensan, en parte, con mayores márgenes operativos, los cuales se sitúan en un 23,8%. Y paralelamente, conviene no olvidar que Talgo proporciona los trenes al AVE La Meca, que empezarán a funcionar comercialmente el año que viene, otro megacontrato que se suma al de Renfe (los Avril, nuevo modelo de alta y muy alta velocidad) también comenzarán a fabricarse en 2018). Pero aún es pronto para sacar tajada de ambos… Cristina Martín [email protected]