• "Sería una cooperación para el acto ilegal, ahí sí se estaría incurriendo en responsabilidad", afirma el fiscal general del Estado.
  • El Supremo obliga a la Generalitat a seguir enviando al Gobierno explicaciones semanales de sus gastos.
  • Puigdemont y Colau piden por carta al Rey y a Rajoy una salida a la cuestión catalana, un salida a su manera, claro está...
Hoy viernes en la COPE, el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha sido  preguntado a qué se enfrenta aquel ciudadano catalán que acuda como vocal o presidente de mesa para el referéndum independentista ilegal del 1 de octubre. En su respuesta, Maza ha advertido de que quienes participen en las mesas pueden delinquir. "Nosotros reaccionamos ante un delito y habría que verlo porque sería una cooperación para el acto ilegal, ahí si se estaría incurriendo en responsabilidad. La manera de gestionar todo esto, desde un delito que involucra a mucha gente, el Derecho Penal debe discriminar las diferentes responsabilidades" asegura el Fiscal General del Estado. José Manuel Maza (en la imagen) ha querido mandar un mensaje claro a los ciudadanos de Cataluña, "los ciudadanos catalanes están siendo engañados, no hay derecho a decidir fuera de las leyes. No cabe hablar de derechos fuera de las leyes, esto no es judicializar la política sino perseguir el crimen. Y hay catalanes que están aducidos porque les están diciendo que todo es legal. No, esto es un delito y están fuera de la ley y eso lo deben saber los ciudadanos que si se celebra el referéndum es un delito". Así las cosas, la Generalitat tendrá que seguir enviando al Gobierno explicaciones semanales sobre sus gastos. El Tribunal Supremo ha rechazado la petición del Ejecutivo de Puigdemont de suspender esa obligación mientras se resuelve el fondo recurso interpuesto por la Generalitat. La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Alto Tribunal considera que no hay motivos para adoptar la medida cautelar de suspensión, informa El Mundo. Por cierto que el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, han remitido una carta al Rey y al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que hacen "un nuevo llamamiento al diálogo al Gobierno español" para dar una salida a la cuestión catalana, recoge La Vanguardia. La carta, a la que tenido acceso El Món a RAC1, es "un llamamiento al diálogo para abordar de qué manera nos podemos poner de acuerdo para que los catalanes celebremos el referéndum. Un diálogo abierto y sin condiciones. Un diálogo político, desde la legitimidad que cada uno representa, para hacer posible lo que en democracia nunca es problema ni todavía menos un delito: escuchar la voz de la ciudadanía". O sea, que quieren una salida a su manera: que se haga un referéndum sí o sí, ignorando la opinión del resto de los españoles. Lo cual, como saben ellos mismos, es ilegal. Andrés Velázquez [email protected]