• Las cuentas del tercer trimestre son las últimas de la teleco como filial de Telia Sonera.
  • Los retos más inmediatos de la nueva etapa: frenar la huida de usuarios.
  • Y lograr que los prepago se pasen a contrato.
Yoigo ha publicado este viernes los resultados del tercer trimestre del año. Son los últimos datos como filial de Telia Sonera ya que ahora forma parte del grupo Másmóvil. Primera idea: el ebitda aumenta un 4,7% y supera ligeramente los 26 millones de euros. En la misma línea, las ventas crecen un 6,8% y alcanzan los 219 millones. Los datos también son positivos si tomamos como referencia los nueve meses del año. El beneficio bruto de explotación aumenta un 28,3%, hasta los 67 millones de euros, y las ventas crecen un 3,6% y alcanzan los 648 millones. Hasta ahí, bien. El problema está en el número de clientes, que cae cerca de un 5% durante el ejercicio. De 3,39 millones de usuarios ha pasado a 3,25 millones. Un mal dato causado por los 297.000 clientes de prepago perdidos frente a los 151.000 usuarios nuevos de contrato. Sin duda, los dos retos que debe afrontar Másmóvil a partir de ahora están claros: frenar la huida de clientes y lograr que los prepago se pasen a contrato. Pablo Ferrer [email protected]