• Según BBVA Research, el consumo de las familias seguirá siendo determinante en 2016 y si no se toman medidas, el crecimiento se resentirá el año que viene.
  • Es posible cumplir el déficit del 4,6% en 2016, pero no reducirlo hasta el 3,1% en 2017 si no se aprueban más reformas.
  • El servicio de estudios del banco es menos optimista que el Gobierno acerca del paro: como mucho bajará del 18% a finales de 2017, lejos del 16,6% previsto por el Ejecutivo Rajoy.
La economía española podría elevar su crecimiento hasta el 0,9% en el tercer trimestre del año, desde el 0,7% registrado de abril a junio, según el informe de BBVA Research publicado este miércoles. Esto será posible siempre y cuando la demanda interna siga tirando de la economía y siga compensado la falta de inversión pública, sobre todo en infraestructuras. Si todo continúa como hasta ahora, el crecimiento de España en 2016 no será del 2,7%, como se preveía hace tres meses, sino del 3,1%, dos décimas más que lo anunciado por el Gobierno. Pero ojo, porque todo se podrá ir al traste en 2017 si no se llevan a cabo más reformas. Y para eso, es necesario que el Ejecutivo no esté en funciones. Concretamente, según el servicio de estudios de BBVA, nuestro país tendrá que hacer frente, por un lado, a las consecuencias del Brexit, que tendrá un impacto negativo de tres o cuatro décimas sobre el PIB y, por otro, al objetivo de déficit comprometido con Europa. Precisamente, el banco 'azul' asegura que es posible alcanzar el 4,6% de déficit este año, pero ve muy difícil lograr reducirlo hasta el 3,1% en 2017 si no se toman más medidas de ajuste. Ajuste que el servicio de estudios de la entidad cuantifica en unos 5.000 millones de euros. En cuanto al empleo, BBVA Research es menos optimista que el Gobierno. En el escenario más positivo para el banco, la tasa de paro podría bajar del 18% a finales de 2017, muy lejos del 16,6% anunciado por el Ejecutivo Rajoy. Todo esto no dejan de ser previsiones que se pueden cumplir o no, pero dibujan un futuro en el que la acción de un Gobierno estable parece fundamental. ¿Entiende, señor Sánchez? Pablo Ferrer [email protected]