• En Competencia empiezan a estar hartos de expertos que dictaminan en los medios con gran autoridad… pero no dicen para qué empresa trabajan.
  • Marín pide, de entrada, sinceridad a quienes utilizan los medios para presionar… a instancia de parte: despachos de abogados, catedráticos… y las propias empresas.
  • Banda ancha: la libre competencia no es una cuestión de cuotas pero tampoco se pueden permitir posiciones de dominio.
  • Derechos del fútbol: "nos preocupan algunos paquetes integrados", sobre todo uno (está claro que el de Telefónica).
Como máximo rector de la libre competencia, el presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, está teniendo un recorrido exitoso: ha conseguido encabronar a todo tipo de empresas: telecos, Energía, automoción, etc. Está claro que debe estar haciéndolo bien o, al menos, de forma independiente. Marín ha participado en el seminario de la Menéndez Pelayo dedicado al mercado digital y su principal mensaje, además de las actuales querellas con las telecos sobre fibra óptica y derechos del fútbol, ha sido que es necesario regular los lobbies por ley. En España los lobbies no están regulados y entonces al defensor de la competencia le molesta su actividad. Ojo, no su existencia sino su opacidad. La clave de los lobbies es la trasparencia. Es decir, un organismo de presión puede decir lo que le venga en gana… con tal de que se sepa para quién trabaja, quién le paga. Ahí apunta Marín Quemada. Hablamos de despachos de abogados, de catedráticos, y, sobre todo, de las propias empresas; les ha pedido que no utilicen a los medios informativos para mentir. Pero lo que más cabrea en la CNMC es cuando ven un artículo firmado por un sesudo experto, que probablemente dice cosas muy profundas… sólo que trabaja para una empresa interesada en que la CNMC falle a su favor. Y no pasa nada si lo advierte… mientras diga para quién trabaja y quién le paga. En España la regulación lobista no existe. En Bruselas sí, en Washington también. Vamos con las redes de fibra y los derechos del fútbol, las dos polémicas del momento. Sobre redes, Marín ha ratificado la postura de su subordinada, Alejandra de Iturriaga, sobre el despliegue de fibra óptica: cuando fallemos se lo contamos. Pero oiga, es que ha dicho el presidente de Telefónica de España, Luis Miguel Gilpérez, que están dispuestos a conectar toda España por la alta velocidad si no les ponen muchas pegas… Pues qué bien, eso demuestra que hay competencia entre las compañías. Fuese y no hubo nada. Un poco más duro estuvo con los derechos del fútbol. Ojo, aquí ya ha habido decisión de la CNMC, pero ahora están vigilando la aplicación de la decisión: "Nos preocupan algunos paquetes integrados". Oiga, tampoco hay tantas ofertas 'integradas' de fútbol. Está claro que se refería al paquete de Telefónica. Y eso que no tiene la Liga de Campeones (o sea, la Copa de Europa). Eulogio López [email protected]