• En 2014, Mahou-San Miguel tuvo unas ventas de 1.153 millones de euros ( 3%) y un beneficio de 168 millones ( 1,8%).
  • En segundo puesto, Damm, con 912,8 millones y 78,5 millones, respectivamente.
  • Y en tercer lugar, Heineken, cuyas cifras ascienden a 907 millones y 59 millones.
  • España es el cuarto productor de cerveza de la UE y el décimo a nivel mundial.
Estos días la industria cervecera tiene algo más de espuma de lo normal. La compañía líder mundial -la belga Anheuser-Busch InBev (AB InBev)-, se fusiona con la número 2 -la británica SABMiller- creando un gigante que controlará un tercio de las ventas. Al hilo de esto, ¿cuáles son las líderes del mercado cervecero español? Mahou-San Miguel, Damm y Heineken. Mahou-San Miguel presume de ser una cervecera 100% española y quiere ser más internacional, de hecho es la número uno en nuestro país. En 2014 tuvo unas ventas de 1.153 millones de euros, lo que supone un 3% más respecto a 2013, y su beneficio alcanzó los 168 millones ( 1,8%). En su portfolio, cuenta con una amplia variedad de marcas, como: Mahou -este año celebra su 125º abniversario-, Mixta, San Miguel, Alhambra, Reina, Carlsberg o Kronenbourg 1664, entre otras. El segundo puesto de la tabla lo ocupa el Grupo Damm. El año pasado sus ventas aumentaron un 0,4%, hasta los 912,8 millones, mientras su beneficio se situó en 78,5 millones ( 12%). Entre sus marcas, se encuentran: Estrella Damm, Voll-Damm, Keler o Budweiser, entre otras. Por su parte, Heineken España se coloca en el tercer escalón del ranking. Sus ventas el año pasado fueron de 907 millones, mientras su beneficio se disparó un 136% hasta los 59 millones. En su portfolio, destacan: Heineken, Cruzcampo, Buckler, Amstel, Guinness, Paulaner o Judas, entre otras. Tras estas tres grandes cerveceras, en nuestro país destaca Hijos de Rivera, empresa familiar propietaria de Estrella Galicia y que tiene 109 años de historia. Sus ventas el año pasado alcanzaron los 280 millones ( 22%). Según datos del Informe Socioeconómico de la Cerveza correspondiente a 2014, que elaboró la Asociación de Cerveceros de España, nuestro país es el cuarto productor de cerveza de la Unión Europea (UE), sólo por detrás de Alemania, Reino Unido y Polonia, y el décimo a nivel mundial. En concreto, la cifra de producción se situó en 32,3 millones de hectolitros de cerveza, un 2,8% más que en el año 2013. Por compañías, Mahou-San Miguel también lideró en este apartado, con 11,89 millones de hectolitros, seguida de: Heineken (10,01 millones), Damm (8,3 millones) y Estrella Galicia (1,8 millones). Además, en nuestro país, el 90% de la cerveza que se consume es de producción nacional. Paralelamente, conviene subrayar que el ranking mundial del sector cervecero tiene como líderes a AB InBev, SAB Miller, Heineken y Carlsberg, las cuales fabrican la mitad de la cerveza a nivel mundial. Muchos expertos apuntan que la fusión entre las dos primeras supone el fin de la consolidación en la industria cervecera que se lleva produciendo a lo largo de décadas. Por otra parte, la fusión parece que beneficia tanto a la compañía belga como a la británica. La primera tiene una fuerte presencia en Hispanoamérica, EEUU, Canadá, Europa y Asia, gracias a marcas, como: Budweiser, Corona, Stella Artois y Becks. Mientras, la segunda está presente en África -donde AB InBev no estaba-, además de en Asia Pacífico, Europa, Norteamérica e Hispanoamérica. En su portfolio, SABMiller cuenta con marcas, como: Peroni, Pilsner, Miller, Fosters, Coors, Cristal, Costeña, Castle y Blue Moon. Cristina Martín [email protected]