• El Gobierno socialista ha aplicado fuertes recortes a las importaciones de bienes fundamentales, como medicinas, para cumplir con su deuda externa ante la merma de sus ingresos petroleros.
  • Según datos de la firma Torino Capital, PDVSA y el país acumulan unos 48.900 millones de dólares en deuda total, incluyendo bonos y pagarés.
Las cosas no marchan bien en Venezuela. El presidente Nicolás Maduro "decretó" el jueves una reestructuración de la deuda soberana y de la estatal PDVSA después de ordenar el pago de unos 1.121 millones de dólares por el capital de un bono de la petrolera que vencía este jueves, informó Reuters. Hay que recordar que el Gobierno socialista ha aplicado fuertes recortes a las importaciones de bienes fundamentales, como medicinas, para cumplir con su deuda externa ante la merma de sus ingresos petroleros. Por lo que una decisión como esta puede ahogar aún más a su población, que vive escasez de alimentos y de productos básicos. Además, la decisión podría complicar más el ya difícil panorama crediticio de la nación petrolera, que para negociar con sus acreedores deberá enfrentar los obstáculos que suponen las sanciones impuestas por Washington, que prohíben a las compañías de Estados Unidos comprar nueva deuda del país sudamericano o de PDVSA. Maduro insistió el jueves en que las sanciones impuestas por el presidente Donald Trump, que también restringen el uso del sistema internacional de pagos, están dificultando cada vez más honrar los compromisos de Venezuela. "Nuestra intención es seguir cumpliendo internacionalmente. Pero nuestra intención es que cese la persecución financiera de los bancos y organismos internacionales contra Venezuela", agregó. Según datos de la firma Torino Capital, la petrolera estatal y el país acumulan unos 48.900 millones de dólares en deuda total, incluyendo bonos y pagarés. Andrés Velázquez [email protected]