• Su renovado plan se llama Distrito Castellana Norte y contará con una inversión de 5.974 millones de euros por parte del sector público y privado.
  • Se construirán un centro de negocios de referencia, tres nuevas estaciones de Metro y una de Cercanías, más una vía ciclista de 12,8 kilómetros.
  • También se alargará el Paseo de la Castellana en 3,7 km. y se renovará la estación de Chamartín.
  • En cuanto a viviendas, se planean construir unas 17.000, de las que el 10% tendría algún grado de protección.
  • Paralelamente, el magnate chino Wanj Jianlin negocia la 'Operación Campamento' y ya tiene el permiso para empezar las obras en el Edificio España.

Como la economía española camina con paso firme en su recuperación, ha llegado el momento de acometer grandes proyectos que se habían quedado aparcados durante la crisis. Tal es el caso de la madrileña 'Operación Chamartín', ideada hace quince años y que ahora se recupera bajo el nombre de Distrito Castellana Norte.

Este 'megaproyecto', que ha sido presentado y firmado este viernes, pone de un acuerdo a las tres administraciones públicas implicadas (Estado, Comunidad de Madrid y Ayuntamiento de Madrid) y la empresa Distrito Castellana Norte Madrid (antes DUCH), que preside Antonio Béjar. Su ejecución puede generar beneficios económicos para las administraciones de 3.363 millones de euros.

Lo más positivo de este 'macroproyecto' es que va a generar 120.000 empleos, aunque se llevará a cabo en 20 años. Si no hay ningún imprevisto, las obras podrían comenzar a final de este año o a principios de 2016. La inversión será de 5.974 millones de euros por parte de compañías, tanto del sector público (Adif, por ejemplo) como del privado -la antigua DUCH estaba controlada por BBVA (72,5%) y la constructora San José (27,5%)-.

En concreto, se modernizará una zona de más de tres millones de metros cuadrados, lo que supondrá ampliar una de las principales vías madrileñas, el Paseo de la Castellana, en 3,7 kilómetros, y renovará la estación de Chamartín. En este proceso se construirá un centro de negocios de referencia, tres nuevas estaciones de Metro gracias a la ampliación de la línea 10, una estación de Cercanías y una vía ciclista de 12,8 km.

Pero también será una importante operación inmobiliaria, ya que planean construir unas 17.000 viviendas. De estas, el 10% tendría algún grado de protección, tal y como exige la Ley de Suelo.

Vayamos con las valoraciones. La estación de Chamartín se convertirá en un "punto de encuentro" y en un "polo económico y de transporte de toda Europa", ha afirmado la ministra de Fomento, Ana Pastor. Por su parte, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha subrayado que el proyecto "va a ser un ejemplo de lo que va a ser España en esta nueva andadura de recuperación económica". La alcaldesa de la capital, Ana Botella, ha puesto el acento en que la operación "beneficiará la economía tanto de Madrid como de España entera". Mientras, el presidente del BBVA, Francisco González, ha comentado sin pecar de humildad que es "la actuación social, económica y medioambiental más importante de la Comunidad de Madrid y probablemente de España, de Europa y de todo el mundo".

Y es que Madrid apuesta por los 'megaproyectos'. Paralelamente, el magnate chino Wanj Jianlin está negociando con el gobierno autonómico, el consistorio madrileño y el Ministerio de Defensa la puesta en marcha de la 'Operación Campamento'. Pero mientras todo esto sucede no se va a estar con las manos quietas, pues ya cuenta con el permiso para empezar las obras en el Edificio España, donde habrá un gran centro comercial, un hotel y 300 viviendas. Recuerden que el mayor exhibidor de cine del mundo se lo compró al Banco Santander.

Cristina Martín


[email protected]