• En organismos internacionales o en multinacionales de diversos sectores.
  • La ley de incompatibilidades establece que no podrá trabajar, durante los dos años siguientes, en empresas afectadas por decisiones en las que haya participado.
  • Por ejemplo, en los bancos españoles.
Luis de Guindos (en la imagen) lleva meses anunciando -con gran pena por parte de Rajoy- que no seguirá en el Gobierno tras las próximas elecciones generales, en el supuesto de que las volviera a ganar el PP, claro está. Ahora, a cuatro meses vista de los comicios, el ministro de Economía ha decidido que ha llegado el momento y se ha puesto a buscar un nuevo empleo. ¿Cuáles son las prioridades del aún titular de Economía? Guindos se decanta por organismos internacionales o por multinacionales de diversos sectores. En el primer caso no encontrará ningún impedimento por razón de incompatibilidad. Es decir, podría acabar, sin problema, en algún alto cargo, por ejemplo, del FMI o del Banco Mundial. También podría acabar en el Banco Central Europeo, donde, según manifestó en agosto de este año, un español ocupará la próxima vacante que se produzca. Los problemas para acceder a esos organismos son de otra índole, más política, si quieren. Y, por supuesto, tendría que interesar a un Guindos que ya sufrió un varapalo al perder la votación para presidir el Eurogrupo. La cosa cambia en cuanto al sector privado, ya que las opciones del ministro vienen marcadas por la Ley 3/2015, de 30 de marzo, reguladora del ejercicio del alto cargo de la Administración General del Estado. Concretamente, el artículo 15 establece que "los altos cargos, durante los dos año siguientes a la fecha de su cese, no podrán prestar servicios en entidades privadas que hayan resultado afectadas por decisiones en las que haya participado". Parece claro que Guindos no buscará un puesto en alguna entidad financiera española, directamente afectadas por los decretos impulsados por el ministro durante esta legislatura. Su búsqueda se centra, más bien, en multinacionales de otros sectores. Las opciones son innumerables. Grandes coporaciones de telecomuniaciones, energía, farmacia, tecnología, etc. podrían tener a Guindos en sus consejos de administración o entre sus directivos. Aún no sabemos dónde acabará don Luis. Lo que sí sabemos es que no formará parte del próximo Gobierno. Pablo Ferrer [email protected]