• Se quejan de que el Govern les aseguró que no se contabilizarían las ausencias de los funcionarios y ni se descontarían de la nómina y ahora les obligan a recuperarlas.
  • Los sindicatos mayoritarios niegan que la medida estuviese consensuada con los trabajadores.
  • "Imagínate qué confianza puede tener la gente en el Govern para cosas más importantes si nos mienten con esto", dice Carlos Villalante (UGT).
  • "La Generalitat tiene las cuentas intervenidas y Madrid habrá pedido explicaciones", declara Joan Maria Sentís (CCOO).
Al mesiánico president de la Generalitat, Carles Puigdemont, el que iba a llevar a una arcadia feliz a Cataluña, parece que se le están torciendo las cosas últimamente. Y su credibilidad empieza a andar por los suelos en todos los ámbitos. Y es que tiene muy cabreados a los funcionarios porque los que participaron en el llamado "paro de país", que se celebró el pasado 3 de octubre como protesta por las cargas policiales del día 1, finalmente tendrán que recuperar las horas en las que no fueron a trabajar, informa El País. Y eso, pese a que el Govern aseguró en un primer momento que no se contabilizarían las ausencias y no se descontarían de la nómina. Pero resulta que el Ejecutivo catalán firmó el 10 de octubre un acuerdo de gobierno por el que obliga a recuperar las horas no trabajadas durante el paro. Así, según el documento, los trabajadores públicos "han de recuperar el tiempo de ausencia total o parcial preferentemente una vez haya finalizado su jornada diaria habitual, en el término máximo de cuatro meses". Una portavoz de Gobernación aseguró este lunes que no hay directrices concretas para devolver las horas, sino que cada centro o unidad decidirá cómo harán los trabajadores que se adhirieron al "paro de país" para recuperar esas horas. Esta portavoz insistió, no obstante, en que no se descontarán las ausencias de las nóminas y apostilló, además, que "se habló con los sindicatos" del tema. Los sindicatos mayoritarios, sin embargo, rechazaron que la medida estuviese consensuada con los trabajadores. "Estamos cabreados e indignados. Estamos esperando a que nos llegue la notificación aún", criticó Carlos Villalante, de UGT. La portavoz de Gobernación no detalló los motivos que llevó al Govern a tomar esta decisión de hacer recuperar las horas a los trabajadores públicos. "La Generalitat tiene las cuentas intervenidas y Madrid habrá pedido explicaciones", opinó Joan Maria Sentís, de CC.OO. El Ministerio de Hacienda tiene intervenidas las cuentas del Ejecutivo catalán y es él el que tiene que dar el visto bueno al pago de la nómina a los funcionarios autonómicos. Sin embargo, el ministerio ya avisó de que descontaría la jornada de huelga a los funcionarios catalanes. "¿Por qué lo aprueban por acuerdo de gobierno? ¿Por qué tenerlo tanto tiempo oculto? Imagínate qué confianza puede tener la gente en el Govern para cosas más importantes si nos mienten con esto", lamentó Villalante. UGT acusó al Ejecutivo catalán de "menospreciar a sus empleados públicos". Andrés Velázquez [email protected]