Tal y como adelantara Hispanidad, no es la empresa más grande del Ibex pero sí es de las que tienen más ejecutivos por encima del millón de euros. Y Borja Prado no gusta por su presencia en dos grupos competidores: Mediaset y RCS-Unedisa. Aunque en éste último no está de forma directa, sí es uno de los directivos de Mediobanca, accionista de referencia del grupo italiano. Ha sido un rechazo prácticamente unánime. Miren, el 41,55% de las acciones de Mediaset España están en poder del grupo que, a su vez, controla un 10% de autocartera. Es decir, el grupo mediático posee el 51,55% de las acciones. El restante 48,45% es 'free float', capital flotante, la mayoría en manos de 'Juan Español'. Pues bien, en la junta general celebrada este miércoles, el 30,6% de los accionistas presentes o representados -las juntas nunca llegan a un quórum del 100%- votaron en contra de las remuneraciones de los consejeros. Un rechazo histórico dentro de las empresas del Ibex que, además, cobra valor al ser en una compañía donde la propiedad ostenta más del 51% del capital. A los minoritarios no les falta razón. Como adelantara Hispanidad, Mediaset no es la empresa más grande del selectivo español, pero sí es de las que tienen más ejecutivos por encima del millón de euros. Hablamos del consejero delegado, Paolo Vasile (1,7 millones de euros), del vicepresidente, Giuseppe Tringali (1,3 millones) y del presidente, Alejandro Echevarría (1,1 millones). El otro punto del orden del día que no ha gustado a los accionistas -el 19,6% ha votado en contra- ha sido la reelección como consejero de Borja Prado. A los minoritarios no les gusta que un consejero esté en dos grupos competidores -Prado es, además, presidente de Endesa-, esto es, en Mediaset y en RSC-Unedisa. Y sí, es cierto que Prado lleva años fuera del consejo de Unedisa, pero también es cierto que sigue siendo Chairman of global coverage -es decir, uno de los directivos más importantes- de Mediobanca, el banco italiano, uno de los accionistas de referencia de RCS. Y miren si es especial el rechazo a Prado que los otros dos consejeros reelegidos, Ramón Álvarez-Rendueles y Ángel Durández Adeva, sólo han recibido el 1,7% y el 1,2% de los votos en contra, respectivamente. Por cierto, al presidente de Endesa se le acumulan, este jueves, las malas noticias: el Tribunal Supremo ha ratificado la sanción del Govern por el apagón que el 13 de noviembre de 2008 afectó a Mallorca y Menorca. Pablo Ferrer [email protected]