• Rusia despliega su flota del Norte y gran parte de la del Báltico, el mayor desde el final de la Guerra Fría. Mientras, los movimientos por el Mediterráneo preocupan a la OTAN.
  • Se teme una posible invasión rusa en los Estados Bálticos: Reino Unido, Alemania y Canadá preparan ayuda militar.
  • La guerra cibernética, el primer capítulo: Obama firma orden ejecutiva de preparación ante un "evento de clima espacial extremo".
  • El presidente de EEUU entrega a la ONU el ICANN, que se dedica a preservar la estabilidad de Internet.
  • Además, el FBI reabre el caso de los e-mails de Hillary tras otra filtración de Wikileaks a pocos días de las elecciones.
La situación internacional se vuelve cada días más delicada, permitiéndonos hablar de una segunda Guerra Fría. Un escenario en el que los países toman medidas cibernéticas y militares, ante los tambores de una nueva guerra global y temen cada vez más una III Guerra Mundial. En Internet hay varias pruebas de estos preparativos que no se deben pasar por alto. Veamos algunos ejemplos. Rusia ha desplegado su flota del Norte y gran parte de la del Báltico, realizando el mayor movimiento desde el final de la Guerra Fría, según afirmó un diplomático a Reuters. Pero además de las grandes dimensiones del despliegue, hay que destacar que Suecia se podría ver arrastrada a la guerra. Un movimiento que también podría despertar la preocupación de la OTAN. Y es que la organización ya mira exhaustivamente cada paso de la flota de guerra rusa encabezada por el portaaviones Almirante Kuznetsov por el mar Mediterráneo, rumbo a Siria. Recuerden que Rusia canceló la petición de escala en Ceuta de dicha flota ante las quejas de la OTAN. Al mismo tiempo, son muchos los países que temen una posible invasión rusa en los Estados Bálticos. De hecho, Reino Unido ha enviado tropas a Estonia, concretamente a la frontera con Rusia. Mientras, Alemania y Canadá se preparan para enviar ayuda militar a Lituania y Letonia, respectivamente. Entre los aliados, no hay que olvidar a EEUU y sus desavenencias crecientes con Rusia. En 2008 firmó un acuerdo con Polonia para la ubicación de un escudo antimisiles de la OTAN en Redzikowo, del que ya se construye la tercera fase, y que siempre ha sido visto por Putin como una amenaza. La guerra cibernética será el primer capítulo de la Tercera Guerra Mundial. La última muestra de esto la encontramos en una orden ejecutiva firmada por Barack Obama el pasado 13 de octubre, sobre preparación ante un "evento de clima espacial extremo". En la misma se señala que "el clima espacial tiene el potencial de afectar y alterar la salud y la seguridad a través de continentes enteros simultáneamente". Esta orden, que podría ser una de las últimas del Gobierno Obama, se une a otras dadas durante el verano, donde constaban planes de sucesión en el caso de múltiples muertes en numerosas agencias de EEUU. No hay duda de que Internet es clave y prepararse en este ecosistema también. Obama ha entregado a la ONU la Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados (ICANN), organización internacional que asigna las direcciones del protocolo IP y se dedica a preservar la estabilidad de la red. Paralelamente, Internet está teniendo un gran protagonismo de cara a las elecciones del próximo 8 de noviembre. El director del FBI, James Comey, ha reabierto el caso de los e-mails de Hillary Clinton tras otra filtración de Wikileaks (y se sospecha que con apoyo ruso), contradiciendo las políticas internas de no influir en procesos electorales. Un hecho que ha molestado mucho al jefe de campaña de la candidata demócrata, John Podesta, que ya ha pedido explicaciones… además se da la paradoja de que Comey fue militante del Partido Republicano. Cristina Martín [email protected]