• ¿Se imaginan ustedes a los obispos españoles diciendo algo así? A lo mejor, en breve, 'deberán' hacerlo.
  • La convocatoria de la Asamblea Constituyente ha sido duramente criticada por los obispos venezolanos, que la calificaron de "inconstitucional".
  • La oposición venezolana convocó a una marcha para este lunes en protesta contra el "proceso fraudulento" de la Constituyente.
  • El dictador Maduro amenaza, ya sin careta, al Parlamento, a la Fiscalía, a los líderes de la oposición y a los medios privados.
Al menos una docena de personas han muerto en los violentos enfrentamientos entre manifestantes opositores y las fuerzas de seguridad que han rodeado a las elecciones celebradas ayer domingo en Venezuela para designar la Asamblea Constituyente que reescribirá la Carta Magna y sustituirá al actual Parlamento. Mientras desde el Gobierno venezolano se felicitaban esta madrugada por la "participación récord" registrada, los partidos opositores de la Mesa de la Unidad Democrática, que no presentaron candidatos en señal de protesta contra unos comicios que consideran una farsa para mantener a Nicolás Maduro en el poder, aseguraban que solo un 12% de los ciudadanos con derecho a voto acudió a las urnas. De hecho, la oposición venezolana convocó para este lunes al mediodía una marcha de protesta contra las muertes producidas por la represión del régimen chavista y en rechazo del "proceso fraudulento" de la Asamblea Constituyente, recoge Infobae. Así lo anunció Henrique Capriles, durante una rueda de prensa de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), en la que pidió al gobierno de Nicolás Maduro que "retire la Constituyente, retire ese fraude" y dijo que "hoy ganó la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela", durante una conferencia de prensa junto a otros líderes de esa fuerza. Por su parte, el dictador Maduro, ya sin careta de supuesto demócrata, amenazó al  Parlamento, la Fiscalía, los líderes de la oposición y los medios privados en su primera intervención. El líder chavista, en un acto televisado, aseguró que la ANC, que, según dijo, tomará el poder en Venezuela en las próximas horas y "levantará la inmunidad parlamentaria a quien haya que levantarla", actuará contra la "burguesía parasitaria" para solucionar la crisis económica y se hará con el mando de la Fiscalía "para que haya justicia". Y en ese contexto, a través de su cuenta en Twitter, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) pidió a la Virgen María, en su advocación de Nuestra Señora de Coromoto, que libre el país "de las garras del comunismo". "Virgen Santísima, Madre de Coromoto, celestial Patrona de Venezuela libra a nuestra Patria de las garras del comunismo y socialismo", escribió la CEV este 30 de julio, con una imagen de la Santa María y una bandera venezolana, recoge Aciprensa. Por cierto, ¿se imaginan ustedes a los obispos españoles diciendo algo así? A lo mejor en breve 'deberán' hacerlo. Andrés Velázquez [email protected]