• Según Errejón, ese Gobierno a cuatro (PSOE, Podemos, IU y Compromís) contaría con el apoyo del PNV y con la abstención de los nacionalistas catalanes que "no exigirían contrapartida".
  • Podemos reiterará su 'no' a Sánchez pero vuelve a emplazar al PSOE a sentarse en la mesa a cuatro.
  • El PSOE no hace ascos a los comunistas, pues "hablará hasta el último minuto".
  • Es lo que sospecha el PP, que no ve rotos los puentes entre PSOE y Podemos.
El portavoz de Podemos en el Congreso, Iñigo Errejón, ha anunciado que su grupo y las confluencias votarán de nuevo 'no' este viernes en la segunda votación por la investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez, y ha vuelto a emplazar al PSOE a sentarse en la mesa a cuatro porque es el "carril que sí suma", recogen agencias. El número dos de la formación morada ha insistido en que siguen teniendo "la mano tendida" para formar un "gobierno de cambio" con los socialistas, para lo que es necesario que se vuelva a reunir la mesa a cuatro -PSOE, Podemos, IU y Compromís-, una vez que fracase este viernes por la tarde la investidura de Sánchez. Según el portavoz de Podemos, esa coalición sumaría votos suficientes para sacar adelante la investidura porque contaría también con el apoyo del PNV y con la abstención de los nacionalistas catalanes que "no exigirían contrapartida". Desde el PSOE, su portavoz en el Senado, Óscar López, ha afirmado que el PSOE no dejará de hablar con todos los grupos parlamentarios "hasta el último minuto" y ha calificado la votación de esta tarde como una "excelente oportunidad" para el "cambio", señalan agencias. El propio Pedro Sánchez ha asegurado este viernes en un artículo publicado en El Periódico, que el cambio está "al alcance de la mano" y ha instado a Podemos a permitirlo en la segunda votación del debate de investidura, en el que, según el líder del PSOE, la "disyuntiva es clara: progreso o Rajoy". Y en el PP sospechan que el PSOE se acabará entendiendo con los comunistas. El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ha dicho: "Pedro Sánchez es muy claro, él lo que quiere es ser presidente la semana próxima si es posible, y está dispuesto a serlo con cualquiera que le haga presidente", según agencias. Andrés Velázquez [email protected]