• China pone en marcha las sanciones económicas contra Corea del Norte aprobadas por la ONU.
  • El presidente Xi exige a las partes que se contengan y "eviten palabras y hechos que exacerben la tensión en la Península Coreana".
  • China es la principal fuente de ayuda de Corea del Norte, pero se escuda en que no puede obligarle a que desista de su programa nuclear.
El presidente chino Xi Jinping (en la imagen) abogó por la calma en medio de la escalada de tensiones entre Estados Unidos y Corea del Norte, en una conversación telefónica con el mandatario estadounidense Donald Trump, informa El Caribe. Trump lanzó el viernes una serie de nuevas amenazas contra Corea del Norte, declarando que las fuerzas armadas estadounidenses están "cargadas y listas para disparar". También insistió en que el líder de la nación asiática "se arrepentirá rápidamente" si actúa contra territorios y aliados estadounidenses. Por su parte, Corea del Norte respondió en tono desafiante a las advertencias de Trump. En un comentario editorial de su edición sabatina, el periódico estatal norcoreano Minju Joson dijo que Estados Unidos "se encuentra en un dilema cada vez más agudo, al verse arrastrado hacia las garras de la extrema intranquilidad de seguridad por parte de la RPDC". La RPDC son las siglas del nombre oficial de Corea del Norte: República Popular Democrática de Corea. La Casa Blanca dijo en un comunicado que Trump y Xi "acordaron que Corea del Norte debe detener su conducta provocadora y escaladora". Dice que ambos "reiteraron su compromiso mutuo por la desnuclearización de la Península Coreana". Según la TV estatal china, Xi le dijo a Trump que "las partes interesadas deben observar moderación y evitar palabras y hechos que exacerben la tensión en la Península Coreana". Trump ha pedido a China que presione a Corea del Norte para que abandone un plan de armamento nuclear que en poco tiempo tendría capacidad para atacar a Estados Unidos. China es el principal socio económico de Corea del Norte y su principal fuente de ayuda, pero dice que no puede obligarlo a desistir de sus programas nuclear y misilístico. Pues bien: por fin China ha comenzado este lunes a aplicar las sanciones económicas a Corea del Norte aprobadas por la ONU a consecuencia de sus pruebas de misiles balísticos, informa RTVE. El Ministerio de Comercio de China ha ordenado la suspensión, a partir del martes, de importaciones de carbón, hierro, plomo, pescado y productos marinos. Andrés Velázquez [email protected]