• El gobernador del Banco de España está muy quemado con el caso Popular.
  • Además, recuerden que el que avaló a Escotet fue el subgobernador Restoy.
  • Por cierto, capital chavista quiso comprar NCG Banco pero el Banco de España se negó.
  • Al final fue Escotet el que ganó la subasta a pesar de no presentar la mejor oferta.
Abanca quería comprar Liberbank y ha estado cerca de lograrlo este verano. Al final, sin embargo, la operación ha quedado en nada. Pero no por falta de interés o por dificultades en la negociación o por la prohibición de las posiciones cortas, sino porque el dueño de Abanca, Juan Carlos Escotet, se ha encontrado con la negativa del gobernador del Banco de España. Y el 'no' de Luis María Linde (en la imagen) ha sido contundente y definitivo. Aquí mando yo y punto. Recuerden que el máximo responsable del Banco de España está muy quemado por la resolución y entrega del Popular al Santander por un euro. En otras palabras, no traga con la mentira de la versión oficial, tal y como adelantó Hispanidad. Así, en sede parlamentaria, y en público, Linde se distanció de la adjudicación al Santander. En privado, se preguntaba cómo era posible que el BCE negara liquidez a un banco que ganaba dinero (registró 150 millones de resultado recurrente al cierre de marzo). Precisamente, el BCE, que ha forzado un océano de liquidez. El cabreo de Linde es de los que hacen época. Además, recuerden que el que avaló la llegada del venezolano a España no fue Linde sino su número dos, Fernando Restoy, el mismo que en vísperas de su marcha al BIS -1 de enero de 2017- vetó el nombramiento de Manuel Pizarro como presidente del Popular. Su candidato era Emilio Saracho, cuya experiencia en banca doméstica es mundialmente conocida. Pero volvamos con Escotet. Una exclusiva: el dueño de Banesco no fue el primer venezolano que pujó por NCG Banco. Capital chavista lo intentó antes que él, pero se encontró con la negativa del Banco de España. Luego llegó él y se adjudicó la subasta a pesar de no presentar la mejor oferta. Por cierto, Escotet comenzó siendo chavista, luego pasó a simpatizar con la oposición y ahora se ha convertido en un monárquico empedernido. Pablo Ferrer [email protected]