• Bruselas admite que el problema de fondo es la desconfianza entre los Estados del Norte y los del Sur.
  • Unos, habitualmente identificados como "el sur" o "la periferia", piden más solidaridad antes de acometer reformas duras.
  • Y otros, identificados como "el centro" o el norte", piden más responsabilidad antes de otorgarse esa ayuda.
  • Por eso el enfoque de la Comisión trata de que ambas "vayan de la mano"…
La Comisión Europea presenta hoy, miércoles 31 de mayo, su libro blanco sobre el futuro de la Unión Económica y Monetaria, que tiene como objetivo último la corrección de los defectos de nacimiento de la zona euro. El diagnóstico de la Comisión Europea es claro: el euro, teniendo en cuenta pros y contras, es una historia de éxito, pero nació con importantes fisuras que necesitan ser corregidas, según El País. Tras las aportaciones de Francia y España (la que hizo Mariano Rajoy) y a la espera de Berlín, Bruselas alerta de que hay que restaurar la convergencia económica para acabar con la brecha Norte-Sur. Bruselas admite que el problema de fondo es la desconfianza entre los Estados. Unos, habitualmente identificados como "el sur" o "la periferia", piden más solidaridad antes de acometer reformas duras y otros, identificados como "el centro" o el norte", piden más responsabilidad antes de otorgar esa ayuda. Por eso el enfoque de la Comisión trata de que ambas "vayan de la mano", explica Expansión. Básicamente, el documento dice que de la Unión Económica y Monetaria, la Monetaria, con el Banco Central Europeo, es la única que está "bien desarrollada", pero que, en cambio, la Económica "se ha quedado atrás". Según el Ejecutivo comunitario, lo que está en juego es el apoyo de base al proyecto de la moneda única. En el último borrador, el Ejecutivo comunitario plantea un avance de la integración en dos fases (2017-2019 y 2020-2025) y añade una "hoja de ruta posible" para alcanzar la meta. En concreto, las medidas son el germen de un presupuesto común y, a la larga, de un Tesoro único que emita —esta vez sí— eurobonos con algún grado de mutualización. La Comisión propone crear un nuevo instrumento financiero, una especie de 'eurobono light' para empaquetar deuda de los socios del euro sin compartir riesgo. También, un Fondo Monetario Europeo y se apruebe la creación de un mecanismo para apoyar financieramente a países en crisis (llamado "función de estabilización central"). Andrés Velázquez [email protected]