• Ejercicio marcado por las provisiones por las cláusulas suelo (136 millones) y por el final de las coberturas del Epa de CCM (176 millones).
  • El negocio sigue renqueante: el margen de intereses cae un 8,1%.
  • Y las comisiones retroceden un 0,3% por la caída de las comisiones por la gestión de activos de la Sareb.
  • La significativa disminución de la morosidad (6,2 puntos básicos) no es suficiente y la tasa termina el año en el 13,9% por el final del Epa de CCM.
  • Al final, Menéndez logra repetir el beneficio de 2015 (129 millones de euros).
En el anterior análisis de los resultados de Liberbank -noviembre 2016- dijimos que Manuel Menéndez (en la imagen) tenía dos opciones: o fusionar el banco o ampliar capital. Pues, de momento, ha decidido echar mano del ROF para salvar un año francamente complicado. Primero, por las cláusulas suelo, que han obligado a provisionar 136 millones de euros, cantidad que se suma a los 83 millones provisionados en 2015. En total, 219 millones que para un banco como Liberbank suponen un impacto más que significativo. Pero no ha sido el único. En la nota remitida este viernes a la CNMV, la entidad señala que el final de las coberturas del Epa de CCM ha llevado a provisionar otros 176 millones de euros. En total, entre cláusulas suelo y final de Epa, Liberbank ha tenido que provisionar 312 millones durante 2016. Demasiado. ¿Cómo lo compensamos? Con el ROF, que ha aumentado un 78,8%, hasta los 346 millones de euros. Porque esa es otra. El negocio sigue renqueante, con un margen de intereses que cae un 8,1% y no logra superar los 454 millones. Las comisiones tampoco han dado muchas alegrías: retroceden un 0,3%. La clave: las comisiones por la gestión de activos de la Sareb. Sin contar estas comisiones, las recurrentes (seguros y fondos) aumentan un 2,1%. 2016 también ha servido para reducir significativamente la morosidad en 6,2 puntos básicos, y eso es meritorio. El problema es que aun así, el banco ha cerrado el año con una mora del 13,9%. Conclusión: al final, después de un año muy complicado, con cláusulas suelo y fin de Epa incluidos, Menéndez ha logrado repetir el beneficio de 2015: 129 millones de euros, pero al mercado no le convence y la acción cae más de un 1,5%. Y es que el ROF no puede ser el camino. Pablo Ferrer [email protected]