• Según el líder político libanés, por culpa del yihadismo está habiendo un éxodo sistemático de las comunidades cristianas autóctonas de la región donde nacieron desde los tiempos apostólicos.
  • "Es un crimen tratar de esta manera las comunidades que viven en Oriente desde hace siglos", añade el ex general.
  • En Beirut, los cristianos asirios y caldeos han formado una procesión de solidaridad con los cristianos secuestrados por los yihadistas del Estado Islámico.  
En Líbano, el ex general Michel Aoun (en la imagen), líder del Movimiento Patriótico Libre, ha hecho un llamamiento a las autoridades libanesas para que faciliten la entrada al Líbano de nuevos refugiados cristianos asirios, caldeos y sirios que huyen de las zonas de la provincia siria de Jazira, bajo el ataque de los yihadistas del Estado Islámico (EI). Según el líder político libanés, las dinámicas actuadas en Oriente Medio están causando el éxodo sistemático de las comunidades cristianas autóctonas de la región donde nacieron desde los tiempos apostólicos, publica Fides.

Y es que, según la información publicada en la prensa libanesa, más de veinte cristianos asirios en fuga de la provincia siria de Jiazira están acampados en el punto de cruce de Masnaa, en la frontera entre Siria y el Líbano, a la espera de obtener el permiso para entrar en el país.

"No queremos -ha dicho Aoun- que los cristianos encuentren refugio en Europa y en otros lugares. Es un crimen tratar de esta manera las comunidades que viven en Oriente desde hace siglos. Hoy estamos frente a un desarraigo sistemático de los cristianos en Oriente". El ex general ha pronunciado estas palabras al final de una reunión -al que también asistieron representantes de la Iglesia maronita- convocada para desarrollar iniciativas de apoyo a las familias de los refugiados asirios y facilitar su estancia en el Líbano. Las autoridades competentes han sido invitadas a no poner barreras burocráticas para la entrada de nuevos refugiados cristianos en el país de los Cedros.

En los últimos días, en Beirut, los cristianos asirios y caldeos han formado una procesión de solidaridad con los cristianos secuestrados por los yihadistas en los pueblos del valle del Khabur, y para reclamar la propia identidad de "pueblos indígenas de Mesopotamia".

La cuestión de la aceptación de los cristianos que huyen de Siria ya ha sido objeto de conversaciones entre los miembros del gobierno libanés, después de las regulaciones gubernamentales recientes que restringían el acceso al territorio libanés a los refugiados de Siria. En los últimos días, según refieren las organizaciones locales de apoyo, los cristianos asirios y sirios llegados al Líbano desde las zonas norte y este de Siria son alrededor de 500. Pero esa cifra podría aumentar en las próximas semanas.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]