• La alcaldesa de Madrid afirma que las declaraciones y tuits de sus concejales se enmarcan en la libertad de expresión y no pueden ser censurados.
  • Los ediles no tuvieron reparos en atribuir la muerte del mantero senegalés al "racismo institucional" y al capitalismo.
  • Y dieron por sobreentendido que los policías eran los culpables.
  • Ahora se ha difundido un vídeo donde se ve cómo los agentes intentaron reanimar al senegalés, mientras esperaban al Samur.
  • La muerte de Mbaye se debió a un paro cardíaco sin causa externa, pero Podemos lo aprovechó para incendiar la calle. Y es que no le va bien en las encuestas.
  • Y entonces, señora alcaldesa: las injurias de otros policías municipales contra su persona, ¿también son libertad de expresión?

Tras los altercados ocurridos en el barrio madrileño de Lavapiés, Manuela Carmena (en la imagen), no se ha mojado. A pesar de aparecer públicamente con unos cuantos días de retraso, ha defendido a sus ediles y al mismo tiempo, a la Policía Municipal. La alcaldesa de Madrid ha afirmado que las declaraciones y tuits de algunos de sus concejales se enmarcan dentro de la libertad de expresión y no pueden ser censurados. "¿Dimisiones? ¿Por qué? Me sorprende"… "Nadie ha tenido una actitud que genere algún tipo de reproche", ha añadido. Así, Carmena ha quitado hierro al tuit, por ejemplo, de la edil Rommy Arce, se refería a "Mmame Mbage" como una "víctima de la xenofobia institucional y de un sistema capitalista que levanta fronteras interiores y exteriores" y también por "ser negro, pobre y sin papeles". Pero la alcaldesa ha lamentado la querella que los sindicatos policiales han anunciado que presentará contra Arce y otros concejales por supuestas "injurias" contra los agentes. También conviene recordar la perla del podemita Juan Carlos Monedero en Twitter, donde escribió sobre Mbaye como un "inmigrante perseguido por la Policía. Cuánto dolor innecesario. ¿No basta la tragedia de ser inmigrante?". Y cómo no, tampoco faltó la de otro podemita polémico, Ramón Espinar, quien llegó a decir que "hemos fracasado como democracia". ¡Menos dramas! Carmena ha subrayado que la muerte de Mame Mbaye no tuvo nada que ver con una persecución policial y que la Policía Municipal "actuó correctamente". De hecho, La Sexta ha dado a conocer un vídeo dónde se ve cómo los agentes intentaron reanimar al mantero senegalés, mientras esperaban la llegada del Samur. La realidad es que falleció de un paro cardíaco y no fue desatendido como algunos quisieron que la sociedad creyera, además Mbaye tenía una enfermedad congénita en el corazón. Pero la muerte del senegalés ha sido aprovechada por Podemos para incendiar la calle… y es que no le va bien en las últimas encuestas (está estancado, al igual que el PSOE). En los altercados de Lavapiés (quema de contenedores, lunas rotas, sillazos contra la policía...), participó mucha gente ajena al barrio y no todos eran inmigrantes irregulares. Además, el partido aprovecha para plantear despenalizar la venta ambulante de productos falsos y Carmena quiere ser amiga de los inmigrantes, pues considera su situación de "enorme preocupación" y pide ayuda al Ministerio del Interior para abordar el asunto. Al hilo de la defensa de la libertad de expresión de los ediles, cabe preguntar a la señora alcaldesa si las injurias de otros policías municipales contra su persona, ¿también son libertad de expresión? Recuerden que seis agentes tuvieron que declarar ante el juez por insultar a Carmena en un grupo de WhatsApp privado y a tres de ellos se les abrieron expedientes disciplinarios, suspendiéndoles temporalmente de empleo y sueldo y además se les retiró el arma y la placa. Cristina Martín [email protected]