• Google y Facebook están destrozando a la prensa libre: son verdaderos oligopolios de publicidad.
  • Amazon está precarizando el empleo en todo el comercio mundial.
  • Microsoft vive gracias a los monopolios que aún mantiene.
  • Apple y Amazon se han convertido en empresas políticamente correctas: son dos de los grandes financiadores del feminismo y del lobby gay.
  • Facebook posee datos privados de todo el planeta. Y es un patio de porteras. Eso sí, global.
  • Todas ellas atentan contra la igualdad de oportunidades.
  • Ahora bien: todas claman contra el racismo de Trump.
Apple, Google, Facebook, Microsoft, con Amazon a la espera, se han unido -again- contra Donald Trump y sus decretos sobre vetos migratorios. Aseguran que necesitan el talento que viene de los siete países musulmanes vetados por Trump. A lo mejor es cierto, aunque no parece que Afganistán posea grandes talentos tecnológicos. Y si los tuvieran, no tendrían pegas para entrar en Estados Unidos, previa investigación. La verdad es que no creo que ningún talento se les haya escapado a los cincos grandes del mundo, verdaderos países, por su tamaño, que, sin embargo, sólo reportan a sus accionistas, no a ninguna ciudadanía. Que juntos valen 2,5 veces el PIB español. Trump se examina cada cuatro años ante los electores: Bill Gates o Bezos, o Zuckerberg no lo hacen nunca. Ellos son los amos. Además, las cinco tecnológicas estadounidenses, especialmente Google y Facebook, se han convertido en el mayor enemigo de la prensa libre, al monopolizar el mercado publicitario. Apple casi monopoliza el teléfono móvil, Facebook es la mayor central de datos privados del Planeta (y la mayor red de comadres del planeta) y Microsoft, afortunadamente todavía no ha perdido algunos monopolios que le convirtieron en la primera empresa del mundo… y persiste en mantener algunos. Respecto a Amazon está precarizando el empleo en el sector comercio en todo Occidente. Y ni que decir tiene que las cinco forman parte del Nuevo Orden Mundial (NOM) y defienden sus paradigmas. Ejemplos, Amazon y Apple son dos financiadores entusiastas del lobby gay. Pero todas ellas mantienen una imparable tendencia al monopolio, es decir, a destrozar la igualdad de oportunidades, el principio clave de la sociedad norteamericana. Eulogio López [email protected]