• Y es que se está segregando aún más el tráfico aéreo entre el bajo coste y el de 'ricos'.
  • Ryanair gana 1.316 millones ( 6%) por el abaratamiento de su tarifa y la reducción de costes.
  • Pero la aerolínea de O'Leary tiene mucha jeta: ingresa 6.648 millones, el 27% por ventas a bordo y recargos de equipaje.
  • Asimismo, se alía con Air Europa en largo radio contra Iberia y busca hacerlo también con Norwegian para enfrentar a Vueling.
  • Mientras, Alitalia no encuentra comprador: Ryanair, easyJet y Vueling sólo buscan captar sus clientes y crecer en Italia.
  • E IAG empieza a superar el caos de British Airways, aunque Willie Walsh no dimite, se pide la cabeza del español Álex Cruz.
El panorama mundial de las aeolíneas se resume en que las de low cost suben, al mismo tiempo que las tradicionales bajan. Y es que Ryanair, Norwegian y Level ya han anunciado su entrada en el largo radio -hasta ahora, refugio de las tradicionales-, mientras Alitalia, la aerolínea de bandera italiana, está al borde de la quiebra. Por tanto, se está segregando aún más el tráfico aéreo entre el bajo coste y el de 'ricos'. Ryanair ha ganado 1.316 millones de euros en su último ejercicio fiscal, un 6% más que en el anterior, por el abaratamiento de su tarifa aérea (-13%) y la reducción de costes. Pero la aerolínea low cost irlandesa que tiene como Ceo a Michael O'Leary tiene mucha jeta: ha ingresado 6.648 millones, de los que el 27% se denominan "ingresos auxiliares" (ventas a bordo, recargos de equipaje y tarifas de embarque por prioridad). Y la low cost irlandesa no quiere dejar de crecer. Hace una semana, se ha aliado con Air Europa para plantar cara a Iberia (integrada en el holding International Airlines Group) en el largo radio a América desde Barajas. Además, está más cerca de llegar a un acuerdo con Norwegian, según El Confidencial Digital: la low cost noruega se estrenará en el largo radio en junio (al igual que Level, de IAG) para enfrentar a Vueling (también de IAG y que será la alimentadora de vuelos de Level) en el aeropuerto de El Prat. Mientras, Alitalia no encuentra ninguna aerolínea interesada en comprarla. Y es que las low cost Ryanair, easyJet y Vueling sólo buscan captar sus clientes y crecer en cuota de mercado en Italia. Paralelamente, IAG empieza a superar el caos de British Airways, aunque no el Ceo del holding, Willie Walsh, no dimite y se pide la cabeza del español Álex Cruz, cómo no. Además, la antigua aerolínea de bandera inglesa e Iberia cobrarán un suplemento a todas las reservas que se hagan en sistemas globales de reserva (GDS) y no a través de sus canales directos -web, teléfono, oficinas- o intermediarios con conexión NDC. Cristina Martín [email protected]