• Se ha visto obligado a hacerlo ante el rechazo de legisladores demócratas y algunos republicanos para poder aprobar los presupuestos federales.
  • Presupuestos que deben ser aprobados antes de la medianoche del viernes.
  • Y es que, si no se logra un acuerdo, Trump tendría que enfrentarse al cierre del gobierno federal, lo que implicaría la paralización de buena parte de la administración (como le pasó a Obama).
  • Pero "el muro se va a construir pronto", insiste Trump en la Casa Blanca a preguntas de la prensa.
Donald Trump ha fracasado en su intento para que los próximos presupuestos federales incluyan fondos para la construcción del muro en la frontera con México. Ante la oposición de legisladores demócratas y algunos republicanos, el presidente de EEUU ha visto truncada su intención de que se incluyera una partida para la construcción del muro en los presupuestos federales que deben ser aprobados antes de la medianoche del viernes. Y es que, si no logran un acuerdo, Trump tendría que enfrentarse al cierre del gobierno federal, lo que implicaría la paralización de buena parte de la administración y los servicios públicos por falta de fondos, como sucedió cuando Barack Obama se enfrentó a los republicanos en 2013 por la implementación de la reforma sanitaria. El rechazo tanto de los demócratas como de legisladores de su propio partido había convertido el muro con México en un obstáculo para evitar antes del fin de semana el cierre del gobierno federal por falta de acuerdo, informó El País. No obstante, el presidente de EEUU está dispuesto a dejar esa negociación para después del verano. "El muro se va a construir", aseguró Trump en la Casa Blanca a preguntas de la prensa. "Pronto", respondió a los periodistas cuando le preguntaron cuándo será eso. "Tenemos tiempo de sobra. Tenemos mucho tiempo", añadió tras contestar afirmativamente a si será durante estos cuatro años de mandato, recoge Televisa. "Ya estamos preparándolo. Estamos haciendo planes, estamos haciendo especificaciones, estamos haciendo mucho trabajo sobre el muro, y el muro se va a construir", aseguró eludiendo su postura respecto a la partida presupuestaria que se negocia esta semana. En ese sentido, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, añadió que Trump "continúa queriendo que se construya el muro" y en los meses siguientes "seguirán trabajando y preparando la construcción", mientras que negociarán los fondos para el próximo año fiscal, según La Prensa. Spicer dijo que conceder que los fondos para la construcción del muro no sean incluidos en esta ley presupuestaria no significa que Trump vaya a renunciar a esa promesa, y reiteró que "nada ha cambiado" en las prioridades del mandatario. José Ángel Gutiérrez [email protected]