• Es decir, crece un 3% respecto al año 2015 y un 28% respecto al 2012.
  • Alemania (14.300 millones), Francia (4.100), Reino Unido (3.500 millones), Italia (2.800 millones) y Polonia (1.000 millones) lideran el ranking.
  • España tiene una facturación más modesta (707,5 millones), pero lo más positivo es que emplea a 148.000 personas.
  • Mientras, sólo el 21% de las empresas españolas realiza ventas electrónicas, ligeramente por encima de la media europea (20%).
Parece que la venta directa no teme al comercio electrónico en Europa, ya que ha facturado 32.900 millones de euros en 2016, según los datos de SELDIA, la asociación de venta directa europea a la que pertenece la Asociación de Empresas de Venta Directa española (AVD). Esta cifra supone un crecimiento del 3% respecto al año 2015 y un 28% en comparación con la cifra obtenida en 2012. Europa es el tercer mayor mercado de venta directa del mundo, pues acapara un 20% de las ventas. Por sectores, destacan los de bienestar, cosmética y menaje, que concentran el 69% de la facturación total; seguidos de los productos de hogar, ropa y accesorios, artículos domésticos, alimentación, cultura y suministros. Alemania, con una facturación de 14.300 millones; Francia (4.100), Reino Unido (3.500 millones), Italia (2.800 millones) y Polonia (1.000 millones) lideran el ranking de venta directa en Europa. Por su parte, España tiene una facturación más modesta (707,5 millones), pero lo más positivo es que emplea a 148.000 personas. En concreto, nuestro país registra más de 5 millones de pedidos suministrados y casi 9,5 millones de consumidores. Cifras que reflejan que la comercialización de productos y servicios directamente al consumidor mediante demostraciones personalizadas por parte de representantes independientes de la empresa vendedora tiene margen para un importante desarrollo. Y todo ello, a pesar del despegue de la venta online. A este respecto, hay que destacar que sólo el 21% de las empresas españolas realiza ventas electrónicas, según datos publicados por el Instituto de Estudios Económicos (IEE). Una cifra que supera ligeramente la media europea (20%) y que ha crecido más que esta: ha pasado del 12% en 2010 al 21%, mientras que la media europea ha pasado del 15% al 20%. Además, en nuestro país, la venta online supone el 16% del volumen total de ventas. Cristina Martín [email protected]