• Los vertederos de basura se han convertido en «un lugar frecuente para que la gente coma» en Venezuela, denunció el padre Víctor Salomón.
  • Y denuncia la represión del régimen contra los manifestantes: vehículos blindados que atropellan y pasan por encima.
  • La UE, a iniciativa española, advierte a Maduro contra el uso de la fuerza y pide que se investigue la violencia.
Los vertederos de basura se han convertido en «un lugar frecuente para que la gente coma» en Venezuela, denunció el padre Víctor Salomón, un sacerdote que trabaja en la Arquidiócesis de Caracas, lamentando la creciente crisis económica y política de la nación, recoge Infocatólica de CNA. «Hay muchos sufrimientos», explicó. «Esto ha sido algo ahora comúnmente visto. Es realmente algo muy doloroso porque la gente está realmente en gran necesidad». Los disturbios han aumentado en Venezuela en los últimos años, como consecuencia del desempleo, la escasez de alimentos y medicinas, y las políticas autoritarias del presidente Nicolás Maduro. Los controles de precios en 2003 causaron que las tasas de inflación se dispararan disminuyendo el acceso de los alimentos y medicamentos a la población. Las políticas socialistas han afectado a unos 160 productos, que mientras permanecen a precios regulados, automáticamente son barridos y vendidos en el mercado negro a una tasa de inflación de tres dígitos. El padre Salomón explicó que la represión se ha intensificado desde que el presidente Maduro anunció la convocatoria de una Asamblea Constituyente. A ese respecto, dijo que «algunas escenas muy dolorosas han salido a la luz, por ejemplo, vehículos blindados que atropellan y pasan por encima de algunos de los manifestantes, o incluso personas de la Guardia Nacional con una represión nunca antes vista, disparando a quemarropa a los que están protestando. Es muy doloroso». El sacerdote dijo que los venezolanos no quieren más violencia, escasez o «más violaciones a la Constitución y los derechos humanos». En ese contexto, los ministros de Asuntos Exteriores de la UE avisarán este lunes al Gobierno de Nicolás Maduro de que "la violencia y el uso de la fuerza no resolverán la crisis en el país" para apelar de nuevo a una solución pacífica a la crisis en Venezuela y pedirán que se investiguen "todos los incidentes de violencia" en el marco de las protestas que han dejado al menos 39 muertos desde abril, recogen agencias. El Gobierno español ha pedido un pronunciamiento claro de los Veintiocho en su reunión del lunes "que demuestre que la Unión Europea está preocupada" por "la situación casi humanitaria de desabastecimiento y por la situación de violencia que se vive en el país" y dejar clara "la urgencia" de resolver la crisis, según fuentes diplomáticas. Los Veintiocho adoptarán un texto de conclusiones a petición de España, ya consensuadas, pero no habrá un debate como tal sobre Venezuela. El texto es "constructivo" y "positivo", según fuentes diplomáticas, que admiten "matices" con todo entre "algunos" países partidarios de "poner más énfasis" sobre la preocupación por la Asamblea Constituyente convocada por Maduro y otros "más prudentes", que defienden "no ser contraproducentes" cuando no se conocen todos los detalles. "No se trata de condenar ni sancionar. Esto requiere un debate más estructurado", han explicado fuentes diplomáticas. "Ya veremos si hace falta. Esto es un comienzo. Si se llega a las peores expectativas en Venezuela ya vendrá el momento de hablar de condenas y sanciones", han precisado. José Ángel Gutiérrez [email protected]