• La plantilla se reducirá un 2,6% por "factores vegetativos", asegura el grupo.
  • El presidente, Ramón Aguirre, destaca el 'empujón' comercial de Navantia, que ha presentado 314 ofertas desde 2012.
  • Bien, pero, ¿cuántos contratos ha conseguido?
El presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi), Ramón Aguirre (en la imagen), ha comparecido este jueves en la Comisión de Presupuestos de Congreso para explicar el presupuesto de la Sepi para 2016. Primera cuestión: el holding público ganará 171 millones de euros. Podrían ser más (272) "si descontamos los compromisos los compromisos laborales del sector minero y naval", ha señalado Aguirre. En todo caso, es una buena noticia aunque, de momento, sólo está sobre el papel y el papel lo aguanta todo. Lo importante: la Sepi, una vez más, no contribuirá al déficit del Estado ni tendrá que apelar a los Presupuestos Generales para tapar agujeros. En la nota remitida a los medios, el grupo asegura que "arrancará el ejercicio 2016 con 589 millones de euros en tesorería", aunque, eso sí, "persisten algunas tensiones en tesorería, provocadas principalmente por Hunosa, Izar y Navantia, que serán cubiertas mediante el endeudamiento bancario", ha puntualizado Aguirre. Precisamente, la deuda del holding será de 728 millones de euros, esto es, un nivel "muy bajo", del 5,65% del activo total. Es decir, tiene margen para endeudarse más. Además, la cifra de negocio aumentará un 13%, hasta alcanzar los 4.827 millones de euros. Y creciendo. Todo estupendo, hasta que llegamos al apartado del empleo. A pesar de las buenas perspectivas, la plantilla de la Sepi se reducirá un 2,6% durante el año que viene. Será a través de "bajas vegetativas". Un consuelo. El grupo cerrará 2016 con 70.906 trabajadores. Aguirre también ha hablado sobre Navantia. La empresa pública ha hecho un esfuerzo comercial importante en los últimos cuatro años –ha presentado 314 ofertas, aunque en 2012 sólo fueron 50-, en más de 30 países. No está mal, aunque lo importante son los contratos que se firman al final. Y ahí, la cosa no está tan boyante. La competencia es enorme. Aún así, Aguirre ha resaltado la contratación de los petroleros tipo Suezmax, las realidades del flotel y de los Buques de Acción Marítima (BAM) y, sobre todo, el buen comportamiento del sector Reparaciones, con un nivel medio de ocupación de la plantilla superior al 90%. Pablo Ferrer [email protected]