• Foment del Treball cifra ya en "centenares" las empresas que están abandonando su sede social en Cataluña.
  • Y "sectores industriales importantes suspenden nuevas inversiones y las reservas turísticas en Catalunya se reducen en un 50% respecto a su nivel habitual de ocupación".
  • En cualquier caso, a buenas horas mangas verdes.
La patronal catalana Foment del Treball hizo ayer lunes una declaración oficial en la que alertó de las "consecuencias irreparables para Cataluña y España" que supondría una declaración unilateral de independencia y llamó a la "responsabilidad y al diálogo" a los dirigentes políticos para "no avanzar ni un paso más en el incierto camino" iniciado y "reconducir cuanto antes la situación desde el respeto a la legalidad". "El incierto camino elegido por las fuerzas políticas con una estrecha mayoría en el Parlament durante septiembre ha traspasado fronteras de ilegalidad conduciendo al país hacia el descrédito nacional e internacional y quién sabe si a la insolvencia económica", advirtió. Según la patronal catalana, hay "centenares" de empresas que están abandonando Cataluña, que "podrían ser miles", "numerosos clientes de fondos de ahorro y de inversión trasladan sus cuentas fuera", "sectores industriales importantes suspenden nuevas inversiones" y "las reservas turísticas se hunden un 50% respecto a sus niveles habituales de ocupación". "Sin empresas no hay país y perderlas nos empobrece", señala el texto. Foment lamentó en su comunicado que "sindicatos absolutamente minoritarios convocan continuamente huelgas generales destinadas a servir de base a la perturbación continuada del orden laboral y la vida ciudadana" e insistió en subrayar el "camino de incertidumbre" ante la "grave situación social y económica" que vive Cataluña". Por si fuera poco, Foment constata fuga de capitales: "En este entorno, numerosos clientes de fondos de ahorro y de inversión trasladan sus cuentas fuera de Catalunya". Culpa de ello a Junts pel Sí: "El incierto camino elegido por fuerzas políticas con una estrecha mayoría en el Parlament, durante el mes de septiembre, ha traspasado fronteras de ilegalidad llevando al país hacia el descrédito nacional e internacional, y quién sabe si hacia la insolvencia económica". Patronal catalana, a buenas horas, mangas verdes. Andrés Velázquez [email protected]