• La ley argentina ya permite el aborto cuando peligra la salud o vida de la mujer o en caso de violación.
  • "Sin embargo, se acerca mucho a la de los contextos legales en que el aborto está totalmente prohibido" (y la vida protegida), denunció Amnistía Internacional, una de las organizaciones más proabortistas del mundo.
  • Macri aseguró en campaña que defendería la vida del no-nacido.
El Gobierno argentino expondrá este martes sus políticas sobre el aborto ante el comité de Naciones Unidas para la 'Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Cedaw)', informa Telam. La ley argentina "permite el aborto cuando peligra la salud o vida de la mujer o en caso de violación", pero "sin embargo se acerca mucho a la de los contextos legales en que el aborto está totalmente prohibido", señaló Amnistía Internacional en un comunicado en el que se refiere a la cita en Ginebra, Suiza. "El acceso a los abortos legales se ve restringido por desconocimiento del derecho vigente, la falta de información jurídica y el abuso de la objeción de conciencia; es decir por mecanismos que ejercen violencia institucional contra las mujeres", expuso Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina. El organismo se refirió a la "criminalización de los derechos sexuales y reproductivos" al considerar que los obstáculos para la interrupción legal del embarazo (ILE) impactan negativamente en la posibilidad de una práctica segura, "genera estigmas, limita el acceso a información y a la participación. Ya se sabe que Amnistía  Internacional se ha convertido en la gran propagandista mundial del crimen del  aborto. Amnistía Internacional, que estará presente en la sesión, expuso además que "en Argentina la violencia contra las mujeres es un problema estructural que requiere redoblar los esfuerzos para asignar recursos" e instrumentar el recientemente aprobado plan integral para prevenir, y erradicar la violencia de género y asistir a sus víctimas. Es decir, el lenguaje del Nuevo Orden Mundial (NOM). En definitiva, que el Gobierno de Macri se ve obligado a explicar al Nuevo Orden Mundial (NOM) cómo va su política de liberalización total del aborto. Un Nuevo Orden Mundial que le presionará para que la acometa cuanto antes. Macri, en campaña, defendió la vida del no nacido. Pero permitir el aborto atenta contra el más elemental y primario de los derechos, el de la vida, y supone matar al niño en el vientre de su madre, el peor de los crímenes posibles. José Ángel Gutiérrez [email protected]