• Paga por su electricidad 11,70 euros por cada 100 kilovatios hora, mucho menos que Malta, Italia, Alemania o Reino Unido.
  • Es decir, está en línea con el precio medio de la Unión Europea (12 euros) y el de la eurozona (12,80 euros).
  • Respecto a los hogares, los españoles tienen la cuarta energía más cara, ya que pagan 23,70 euros. Sólo daneses, alemanes e irlandeses pagan más.
  • En este aspecto, el precio medio de la UE asciende a 20,8 euros y el de la zona euro, a 22,1 euros.
No es ningún secreto que el precio de la luz ha subido en los últimos años en España, pero el panorama no es tan malo como nos han querido hacer creer. Muchos han apuntado en varias ocasiones que tener una energía cara impide que la industria española pueda ser competitiva, entre ellos, lo hizo sin ir más lejos la semana pasada, Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles, Turismos y Camiones (ANFAC). Sin embargo, es necesario que pongamos los puntos sobre las íes en este tema. La industria de nuestro país paga por su electricidad 11,70 euros por cada 100 kilovatios hora (kWh), según los datos de Eurostat correspondientes al segundo semestre de 2014. Es decir, bastante menos de lo que pagan las industrias de Chipre (19€), Malta (18,60€), Italia (17,40€), Alemania (15,20€) o Reino Unido (13,40€). Es más, el precio de electricidad que paga la industria española está en línea con el precio medio de la Unión Europea (12€ por cada 100 kWh) y el de la eurozona (12,80€). Además, es similar al de países como Portugal (11,90€), Letonia (11,80€) o Lituania (11,70€). Sin embargo, es la industria sueca la más afortunada, pues paga el precio más bajo (6,70€ por cada 100 kWh). Respecto a los hogares, los españoles tienen la cuarta energía más cara, ya que pagan 23,70 euros por cada 100 kWh. Sólo daneses (30,40€), alemanes (29,70€) e irlandeses (25,40€) pagan más. De esta manera, los hogares españoles pagan un 4,1% más por la luz que en el segundo semestre de 2013. En este aspecto, el precio medio de la luz en la UE asciende a 20,8 euros por cada 100 kWh y en la zona euro, a 22,1 euros. Cifras que son un 2,87% y un 2,74% superiores a las del periodo julio-diciembre de 2013. Son de destacar los hogares de Bulgaria y Hungría, pues son los que han pagado la energía más barata, a 9€ y 11,50€. Al hilo del precio de la luz en los hogares, la Encuesta de Presupuestos Familiares publicada recientemente por el Instituto Nacional de Estadística (INE), ha señalado que entre 2012 y 2014 el gasto medio se ha reducido un 12%. Una rebaja que mostraría que la reforma energética, puesta en marcha por el ministro Soria, está funcionando. Paralelamente, según un informe de la Fundación para la Sostenibilidad Energética y Ambiental (FUNSEAM), entre 2008 y 2012, los precios eléctricos de los hogares aumentaron a un ritmo anual del 4% y los industriales, un 3,5%. Cristina Martín [email protected]