• Y es que los cristianos sirios no contemplan el conflicto: lo sufren. Y saben
  • En Irak "permanece sólo una décima parte de los cristianos que vivían allí, mientras en Libia casi desaparecieron", según el metropolitano Ilarión, jefe de Relaciones Exteriores de la Iglesia Ortodoxa Rusa.
  • Por lo que "si Rusia no hubiera intervenido en Siria, allí habría sucedido lo mismo que en Irak o Libia", declaró.
Los líderes espirituales de Siria consideran a Rusia como la única ayuda y esperanza que tienen, declaró a Sputnik el metropolitano Hilarión (en la imagen), jefe de Relaciones Exteriores de la Iglesia Ortodoxa Rusa. "Los líderes de las iglesias cristianas, y también de las islámicas, de Siria (…) manifiestan que la única ayuda que realmente reciben es la de Rusia, y que Rusia es su única esperanza", dijo el jerarca que asiste en Washington a la Cumbre Mundial para proteger a los cristianos perseguidos. A la vez, expresó la confianza en que "si Rusia no hubiera intervenido en Siria, allí habría sucedido lo mismo que en Irak o Libia". Explicó que el derrocamiento del régimen en estos países provocó un "caos político", y los cristianos "se vieron convertidos en rehenes de la situación". El metropolitano mencionó que en Irak "permanece sólo una décima parte de los cristianos que vivían allí, mientras en Libia casi desaparecieron". El jerarca ortodoxo destacó además que todavía no hay información sobre los metropolitanos sirios secuestrados por los terroristas en 2013. Ilarión citó al respecto al Patriarca de Antioquía, Juan X, y al Patriarca de la Iglesia ortodoxa siria, Ignacio Aphrem II Karim, que declararon, de cara al cuarto aniversario de este acontecimiento, que "los terroristas no destruirán el espíritu de los cristianos". El 22 de abril de 2013 en la región de la ciudad siria de Alepo, los combatientes de la oposición armada secuestraron a los metropolitanos Pablo de Alepo y Grigori Juan Ibrahim, dos de los dirigentes religiosos más conocidos y respetados en Siria. José Ángel Gutiérrez [email protected]