• El Gobierno ha retrasado la entrada en vigor del PIVE 7, dotado con 175 millones, que el sector teme sea el último.
  • Ya lo avisó García Legaz: "El mercado automovilístico empieza a tener una vida intensa en las ventas por sí solo".
  • Anfac insiste en que se acerca a un "equilibrio entre producción y exportación" gracias a los estímulos.
  • La producción aumentó el mes pasado hasta los 216.124 vehículos, impulsada por los nuevos modelos.
  • El 81% de los coches ensamblados en las plantas españolas fueron a la exportación: 175.031 unidades.

El número de coches fabricados en plantas españolas en enero fue de 216.124, traducidos en términos porcentuales en un 23,5% más que en el mismo mes de 2014. O sea, mucho más. Son datos de Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), que explica ese impulso gracias a los nuevos modelos. Nunca una buena noticia como ésta, queda, sin embargo, tan asociada a las sombras que se vislumbran para un sector del que depende el 10% del PIB español: el final del programa de ayuda a través de los PIVE. La fabricación sigue al mismo buen dato de las matriculaciones, que también vivieron su mejor enero en 20 años gracias a las ayudas del PIVE.

Anfac no se ha cansado de encumbrar las bondades de los datos de ventas y fabricación, que vincula directamente a los planes de estímulo del Gobierno, especialmente el Plan PIVE, pero no fue otro que el secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz, quien lanzó el primer dardo para pensar que esos planes pueden tener los días contados. El segundo dado llegó del propio Gobierno, que tenía previsto aprobar la pasada semana la entrada en vigor del PIVE 7, pero no lo hizo. Llegará, porque tiene una dotación de 175 millones de euros, pero es posible que sea el último. Y tiene su lógica: las subvenciones no duran eternamente. Lo que dijo exactamente García Legaz es que "el mercado automovilístico empieza a tener una vida intensa en cuanto a las ventas por sí solo, exige una reflexión respecto a las políticas de estímulo". Verde y con asas.

De los 216.124 fabricados en enero, se exportaron 175.031, el 19,6% más. Representan el 81% del total de modelos ensamblados en nuestro país. Y de ellos, 145.351 fueron turismos ( 34,3%), 1.949 todoterrenos ( 27,87%) y 27.731 (-21,7%), vehículos industriales y comerciales.

Para Anfac, "esto quiere decir que el conjunto de nuestras factorías se encuentra más cerca del equilibrio entre producción y exportación, debido al impacto en el mercado interior del Plan PIVE. Por ello, desde el punto de vista industrial también resulta recomendable la continuidad de los planes de renovación del parque como el Plan PIVE y el Plan PIMA Aire".

Sólo toca esperar.

Rafael Esparza

[email protected]