• El PIB sube un 0,8% en el segundo trimestre, una décima más de lo que el INE esperaba a finales de julio.
  • Pero modera su crecimiento al 3,2% (en tasa anual) por la menor demanda interna, que podría seguir desacelerándose, según la CEOE.
  • Y es que sin Gobierno, las amenazas aumentan: la política económica está paralizada (vean si no, las licitaciones en infraestructuras).
  • Los empresarios, de hecho, destacan la caída de la construcción y del consumo de las administraciones por la paralización del gasto público.
  • La Cámara de Comercio advierte que "la formación de Gobierno se convierte en una necesidad urgente para afianzar el ritmo económico".
  • Estima que el PIB crecerá más que el de la eurozona: un 3,1% este año, si se disipan las incertidumbres, sobre todo, las de política interna".
La economía española crece más de lo previsto en el segundo trimestre, como refleja la Contabilidad Nacional Trimestral publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Pero, a pesar de que esto es muy positivo y más teniendo en cuenta que llevamos más de ocho meses con La Moncloa en funciones, no se engañen, España sigue sin Gobierno y esa incertidumbre no es buena para nadie ni menos para la economía. Así que o empiezan a llegar certidumbres o la época de alegrías puede llegar a su fin. El PIB ha subido un 0,8% en el segundo trimestre, una décima más de lo que el INE esperaba a finales de julio ( 0,7%). Así, encadena ya cuatro trimestres de aumentos a este ritmo gracias al consumo privado, la inversión y el repunte de las exportaciones. En concreto, el consumo de los hogares ha crecido un 0,7%, algo menos que en el primer trimestre ( 1%), pero el gasto público ha bajado un 1,6%, a pesar de que entre enero y marzo subió un 0,7%. Por su parte, la inversión ha pasado de crecer un 0,3% al 1,3%, destacando el aumento en bienes de equipo ( 2,2%). Mientras, las exportaciones se han disparado un 4,3%, lejos del descenso del 0,4% del primer trimestre, y las importaciones han subido un 2,7% desde el 0,4%. En definitiva, el crecimiento de la economía mantiene su dinamismo apoyado en la fortaleza de las exportaciones, tal y como señala la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). Pero en tasa interanual, la economía española ha moderado su crecimiento del 3,4% al 3,2% por la menor demanda interna. Y ojo, porque esta podría seguir desacelerándose en los próximos trimestres, según alerta la CEOE, y consecuentemente, el PIB mostraría un menor avance. Además, añade que "la incertidumbre del entorno exterior podría afectar a la evolución de las exportaciones", que también se verían impactadas por la ralentización europea, según indicó el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz. Dentro de la desaceleración de la demanda interna, la CEOE destaca la bajada en la construcción y en el consumo de Administraciones Públicas (AAPP) por la paralización del gasto con el Gobierno en funciones. De hecho, hace dos días, se conoció que las adjudicaciones de obra de Fomento han caído un 20% hasta junio. Mientras, la Cámara de Comercio de España advierte que "la formación de gobierno se convierte en una necesidad urgente para afianzar el ritmo de crecimiento de la economía española". Considera que en el tercer trimestre, el avance sea muy próximo al 3%, pero no descarta su ralentización si la incertidumbre aumenta. Además, estima que el PIB crecerá más que el de la eurozona este año: un 3,1%, eso sí, "si se disipan las incertidumbres, sobre todo, las de política interna". Por último, solo añadir el dato que destaca el Ministerio de Economía: el crecimiento económico ha creado 484.300 empleos en el último año. También es muy positivo, pero si queremos que lo siga siendo, señores políticos necesitamos un Gobierno ya y no unas terceras elecciones. Cristina Martín [email protected]