• Estas decisiones han resultado dolorosas en Caixa pero se han tenido que tomar por las dudas generadas en los inversores y por la cotización.
  • Caixa y Criteria se marchan a Palma.
  • Caixabank a Valencia.
  • Gas Natural Fenosa y Adeslas, a Madrid.
  • Y Abertis y Cellnex lo decidirán en las próximas horas.
SegurCaixa Adeslas también se marcha de Barcelona. Así lo ha decidido este fin de semana su consejo de administración y así se lo han comunicado a Efe fuentes de la compañía. La nueva sede social estará en Madrid, en la Torre de Cristal, donde se ubica el cuartel general de la aseguradora. Con este movimiento se culmina la salida de Barcelona de todo el operativo Caixa. Ojo, estamos hablando únicamente de sedes sociales, no de oficinas centrales, pero no por ello deja de ser significativo que un grupo como Caixa haya salido de Cataluña en cuestión de días. De hecho, todas estas decisiones han resultado dolorosas en el seno del grupo, pero se han tenido que tomar por las dudas que ha generado el 'procés' en los inversores y por la misma cotización bursátil de las compañías. La primera en tomar cartas sobre el asunto fue Caixabank. Una decisión 'obligada' ante la posibilidad de quedarse fuera del paraguas del BCE, algo inviable para un banco europeo. La nueva sede social de Caixabank está en Valencia, algo muy bonito para el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, que considera que la Comunidad Valenciana forma parte de los Países Catalanes. La mudanza de Caixabank fue sólo el inicio del éxodo global. Así, la Fundación Bancaria La Caixa, de la que cuelga el resto del grupo, anunció el sábado que dejaba Barcelona por Palma de Mallorca. Y con la Fundación también se marchó Criteria, la sociedad de participadas del grupo que cuenta, entre otras, con participaciones en Caixabank, en Gas Natural Fenosa, en Abertis y en Cellnex. Precisamente, la empresa energética anunció el viernes que se mudaba a Madrid, el mismo destino que ha elegido SegurCaixa Adeslas. Queda por conocer dónde se instalarán Abertis y Cellnex. Pablo Ferrer [email protected]