• La segunda entidad de EEUU por activos gestionados gana un 18% menos hasta marzo. La caída del negocio de divisas, bonos y materias primas tienen la culpa.
  • ¡Ah!, y las mayores provisiones.
  • Lo más positivo: el crecimiento de la banca comercial.
La banca de inversión está sufriendo de lo lindo. Primero fue JP Morgan, que esta misma semana publicó un beneficio un 7% inferior al logrado un año antes, principalmente por la caída del precio del crudo, es decir, por el descenso del negocio de la banca de inversión. Los números del primer trimestre que ha presentado este jueves Bank of America siguen el mismo patrón, con algún matiz adicional que ahora veremos. El beneficio cae un 18%, hasta los 2.200 millones de dólares (1.954 millones de euros) y los ingresos un 6,6%, hasta los 19.700 millones (unos 17.500 millones si hablamos de euros). ¿Quién tiene la culpa? El negocio de banca de inversión, que se desploma un 17%. Hablamos, entre otros, del negocio de divisas, bonos y materias primas. El matiz respecto a JP Morgan es que BofA sí ha tenido que realizar mayores provisiones por créditos dudosos. Las dotaciones han pasado de 765 millones a 997. Y otra vez, la causa está en la incertidumbre de los mercados y en la caída del precio de las materias primas, fundamentalmente el petróleo. Lo más positivo del trimestre ha sido el aumento del consumo en EEUU y el crecimiento de la banca comercial que, según el Ceo, Brian Moynihan (en la imagen), ha logrado compensar la caída de la banca de inversión. Lo que no ha conseguido es que el banco gane más que en 2015. Pablo Ferrer [email protected]