• Las participadas han sido clave en la cuenta de resultados hasta junio.
  • Porque el negocio típico no acaba de funcionar.
  • Se va hacia el modelo Caixabank pero no al ritmo deseado.
Kutxabank ha vendido un 3,7% de Euskaltel, por lo que su participación en la teleco se ha reducido hasta el 21,32%, desde el 25,08% anterior, según datos de la CNMV. 'No problem': la entidad sigue siendo el máximo accionista, por delante de Corporación Financiera Alba (10%), Abanca (5,3%) y Artemis (5%), entre otros. La operación, por tanto, no tiene mayor trascendencia: ha servido para hacer caja. Pero es significativa porque las participadas han sido clave en la cuenta de resultados del primer semestre del ejercicio. Aportaron 282,5 millones de euros al margen bruto (782,2 millones), un 145,4% más que un año antes, en un periodo marcado por la bajada del negocio típico, reflejada en la caída del 3,8% del margen de intereses. En este contexto, se va hacia el 'modelo Caixabank', esto es, a la gestión de patrimonio vía fondos y a la captación de nóminas. Y lo cierto es que se está logrando, pero no a la velocidad deseada. Pablo Ferrer [email protected]