• La operadora de telecomunicaciones holandesa recibió 5.000 millones y además, el 20,5% de Telefónica Deutschland -primera teleco de Alemania-.
  • Una participación a la que está sacando jugo: el pasado noviembre vendió un 5% y obtuvo 805 millones.
  • Mantiene su 'holandesidad' y presenta un beneficio de 48 millones por los menores costes financieros.
  • Los ingresos bajan un 3,9%, hasta los 1.689 millones, debido al declive del mercado corporativo y el impacto de la venta de SNT Alemania.
A la vista de los resultados del primer trimestre, parece que KPN dio en el clavo al vender su filial germana, E-Plus, a Telefónica. Es cierto que dejó de ser un 'palacio' en el sector de las telecomunicaciones, pero ahora es una 'casita' que duplica su beneficio. Recuerden que dicho movimiento corporativo se conoció en verano de 2013 y se cerró en octubre del año siguiente. La operadora de telecomunicaciones holandesa recibió 5.000 millones de euros y además, se quedó el 20,5% de Telefónica Deutschland -que es a día de hoy la primera teleco de Alemania-. Una participación a la KPN está sacando jugo. Y es que el pasado noviembre vendió un 5%, pasando del 20,5% al 15,5%, y obtuvo 805 millones. La teleco mantiene su 'holandesidad', mientras llega la reconversión de las grandes telecos europeas, que se ha retrasado ya demasiado. A este respecto, a Telefónica no le conviene fusionarse… al menos por el momento. Volvamos a los resultados. Los ingresos han bajado un 3,9%, hasta los 1.689 millones, debido al declive del mercado corporativo y el impacto de la venta de SNT Alemania. Dicha operación se produjo en el primer trimestre de 2015, cuando KPN llegó a un acuerdo para vender esta filial germana a Livia Group, un holding industrial con sede en Munich y Viena. Y es que la ejecución del "programa de simplificación" de la teleco va "por buen camino", según ha señalado el Ceo, Eelco Blok (en la imagen), además esperan "cosechar ahorros significativos" este año. Por su parte, el Ebitda ha descendido un 3%, hasta los 559 millones por los menores ingresos y el aumento de los costes informáticos. Mientras, el Ebit se ha desplomado un 19%, situándose en 141 millones. Paralelamente, Blok ha destacado el "alto valor" de su base de clientes y que durante el primer trimestre, KPN ha fortalecido su posición de liderazgo en la gestión integrada de servicios en el mercado holandés. Han aumentado los clientes que compran paquetes fijos y móviles, pues continúa ha crecido el número de productos por cliente, reflejando el auge de las ofertas convergentes. Eso sí, KPN notó más competencia en la parte inferior del mercado de telefonía móvil que afectó al desempeño de Telfort y Simyo. Cristina Martín [email protected]