• El reto consiste en unir el negocio digital con el presencial. Los dos son necesarios.
  • A partir de septiembre, permitirá el pago a través de las aplicaciones móviles de sus ocho marcas y estrenará una nueva 'app', InWallet, que posibilitará realizar compras en todas las marcas del Grupo.
  • Constante renovación tecnológica: este año acabará de implantar la tecnología RFID en todas las tiendas de Zara y en 2017 empezará a introducirla en las otras cadenas.
  • Plan Estratégico Medioambiental 2016-2020: recogida gratuita de ropa a domicilio en el momento de la entrega de pedidos 'online'.
  • Instalará entre 1.500 y 2.000 contenedores para recogida de ropa. Cáritas contará con 3,5 millones para modernizar sus plantas de clasificación y tratamiento de prendas.
  • Directivos y empleados, contentos: se aprueban sus planes de incentivos, que combinan entrega de acciones y efectivo. Y también los accionistas: se embolsan 1.867 millones en dividendo (0,60 euros/acción) a cuenta del buen ejercicio 2015.
  • Y seguirá creciendo: construirá su mayor Zara de España (5.000 metros cuadrados) en el Paseo de la Castellana de Madrid.
Este martes, se ha celebrado la Junta General de Accionistas de Inditex. Una cita en la que el líder textil que preside Pablo Isla (en la imagen) ha vuelto a hacer alarde de innovación. En concreto, ha anunciado que habrá pago por móvil en todas sus tiendas en España. El lanzamiento de este servicio se producirá en septiembre, permitiendo así el pago a través de las aplicaciones móviles de sus ocho marcas. También estrenará una nueva app, InWallet, que posibilitará realizar compras en todas las marcas del Grupo. En ambas opciones, el servicio permite la gestión integral de los tickets de compra online y offline, facilitando la eliminación del ticket de papel. Pero la constante renovación tecnológica de Inditex no sólo llega al sistema de pago. Este año acabará de implantar la tecnología RFID en todas las tiendas de Zara, que le permite tener identificada y controlada cada prenda hasta su venta, y que en 2017 empezará a introducirla en las otras cadenas del Grupo. Pablo Isla ha aprovechado la Junta para presentar el Plan Estratégico Medioambiental 2016-2020, no sin antes destacar algunos de los avances logrados en los últimos cuatro años, como: implantación de trazabilidad y seguimiento de todo el ciclo productivo, uso materias primas sostenibles o desarrollo del modelo de tienda ecoeficiente que ya funciona en 3.700 establecimientos de los 7.013 que tiene en todo el mundo. De cara al nuevo plan, Isla ha adelantado el innovador programa para "recoger, reutilizar y reciclar" en la fase final del ciclo de vida del producto: en concreto, habrá recogida gratuita de ropa a domicilio en el momento de la entrega de pedidos online. La prueba piloto se hará en colaboración con Cáritas y Seur en Madrid, a partir de septiembre, para después extenderse a toda España. Además, Inditex instalará entre 1.500 y 2.000 contenedores para recogida de ropa en las calles de las principales ciudades españolas. Cáritas será la encargada de clasificar y gestionar la recogida, y contará con 3,5 millones en los próximos dos años para modernizar sus plantas de clasificación y tratamiento de prendas. Los directivos y 600 empleados pueden estar contentos, ya que la Junta ha aprobado los dos planes de incentivos de los que se van a beneficiar. Éstos combinan entrega de acciones (hasta 5,5 millones de acciones valoradas en 168 millones) y de efectivo. También los accionistas tienen razones para sonreír, pues se han embolsado 1.867 millones en dividendo (0,60 euros/acción) a cuenta de los buenos resultados del ejercicio 2015. Y tras echar un vistazo a las cifras del primer trimestre, parece que el presente ejercicio también será bueno. Eso sí, una cosa es clara, seguirá creciendo. De hecho, construirá su mayor Zara de España (5.000 metros cuadrados) en el Paseo de la Castellana, nº 79 de Madrid, un edificio que es propiedad de Amancio Ortega y que dejará de albergar a Fnac y Habitat. Ahora bien, el reto continúa siendo el mismo para todas las grandes superficies, también para las empresas textiles: unir lo digital con lo presencial. Y no es fácil. Cristina Martín [email protected]