• Obviamente, el cambio no se llevará a cabo de la noche a la mañana: el peso de la energía verde aún es muy fuerte.
  • El mercado aplaude la estrategia con alzas superiores al 1,5%.
  • Juan tiene razón: las ventas de energía aumentan un 11,6%, pero el Ebitda cae un 7,7%.
  • Y es que se ha acabado el chollo de la subvención pública.
  • Y sin olvidar el charco de la división de agua: bajan las ventas un 17,4% y el Ebitda un 12,5%.
  • Por cierto, en ATLL, sigue sin cumplir la sentencia del Supremo.

El sueño ecológico de José Manuel Entrecanales (en la imagen) se desvanece. Si en enero de este mismo año, el presidente de Acciona llegó a un acuerdo con el fondo buitre KKR para compartir riesgos en su aventura eólica, ahora apuesta claramente por impulsar el negocio inmobiliario y constructor.

Pero no lo hará en solitario. El grupo se ha puesto manos a la obra para encontrar un socio, como ya ha hecho con su negocio eólico internacional. Además, en 2014 fichó a Walter de Luna, entonces consejero delegado de la Sareb, precisamente para relanzar Acciona Inmobiliaria.

Obviamente, un cambio de esta naturaleza no se logra de la noche a la mañana, pero sí deja clara una cosa: Juan Entrecanales Azcárate, tío de José Manuel, ha impuesto su idea de "volver a hacer lo que sabemos hacer", esto es, construcción, infraestructuras, promoción inmobiliaria y servicios.

Y los resultados de 2014, presentados el jueves por la tarde, le dan la razón. Las ventas de energía aumentaron un 11,6%, pero el Ebitda -beneficio bruto de explotación- bajó un 7,7%. Y es que se ha acabado el chollo de la subvención pública a las energías verdes. Aunque, para ser exactos, habría que decir que lo que ha ocurrido, en realidad, no es que se hayan acabado las ayudas, sino que han subido los impuestos. En cualquier caso, el peso de la energía en Acciona sigue siendo muy fuerte: de los 1.088 millones de euros de Ebitda total del grupo, 788 millones corresponden a la división de energía.

El comportamiento de Infraestructuras es el opuesto: bajan un 1% las ventas, pero aumenta el Ebitda un 96,7%, hasta alcanzar los 118 millones de euros.

Otro charco importante: el de agua. Las ventas de esta división cayeron un 17,4% y el Ebitda un 12,5%. Por cierto, Acciona sigue gestionando Aigües Ter Llobregat (ATLL) a pesar de las 16 sentencias judiciales -la última, del Tribunal Supremo- que obliga a la Generalitat de Catalunya a quitársela y dársela a Agbar.

Por lo demás, en 2014, Acciona superó con creces los números rojos registrados en 2013 y ganó 185 millones de euros. La facturación aumentó un 3,6%, hasta alcanzar 6.499 millones de euros. Además, recortó la deuda financiera un 12,3%, hasta los 5.294 millones de euros.

El mercado ve un futuro prometedor, y las acciones de la compañía suben este viernes más de un 1,5% -a dos horas del cierre bursátil-, con un Ibex en rojo, cayendo un 0,3%.

Pablo Ferrer

[email protected]