• Recurrió la sanción "muy grave", impuesta por la CNMV por ocultar una participación del 8% en Bankinter.
  • La decisión es firme pero sólo en vía administrativa.
  • No es la primera sanción, aunque sí la primera que tendrá que pagar.
A nadie le gusta que le pongan multas y mucho menos pagarlas. Al millonario Jaime Botín (en la imagen) le ocurre lo mismo. Por eso, cuando en julio de 2015 el Ministerio de Economía le impuso una multa de 500.000 euros por no comunicar a la CNMV una participación del 8% en Bankinter -la máxima cantidad por una sanción de este tipo-, Botín la recurrió. La infracción era "muy grave" según los parámetros de la CNMV. Efectivamente, los hechos parecían muy claros, pero a Botín le dio igual. Recurrió. De esta manera, al menos, retrasaría el pago de la multa. Y así ha sido, hasta que el BOE de este jueves ha publicado la resolución definitiva que, ojo, sólo es firme en vía administrativa. Botín todavía puede interponer recurso ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional. No es la primera vez que la CNMV sanciona a Botín. El primer expediente, sin embargo, fue anulado por la AN al entender que se había sobrepasado el plazo de instrucción. En cualquier caso, lo que está claro es que a D. Jaime no le gusta que se sepa cuál es su participación real en Bankinter. Pablo Ferrer [email protected]