• Y eso, después de que Donald Trump le advirtiera de que si vuelve a amenazar a Estados Unidos "se encontrará con fuego y furia".
  • Un portavoz norcoreano dijo que el plan de ataque será "puesto en práctica (…) en cualquier momento" una vez que el líder Kim Jong-un tome una decisión.
  • Los responsables norteamericanos consideran que Corea del Norte dispone "de armas nucleares capaces de ser transportadas por misiles balísticos", incluyendo sus cohetes intercontinentales.
Corea del Norte dijo este miércoles que está "examinando cuidadosamente" un plan para atacar con misiles a la isla Guam, uno de los 17 territorios de los Estados Unidos no incorporados a la unión, ubicada en la Micronesia, al oeste del Océano Pacífico, según Infobae. Este anuncio oficial del régimen de Kim Jong-un surge apenas horas después de que el presidente Donald Trump le advirtiera que si vuelve a amenazar a Estados Unidos "se encontrará con fuego y furia". Un vocero del Ejército Popular Coreano, en un comunicado difundido por la agencia estatal de noticias norcoreana KCNA, dijo que el plan de ataque será "puesto en práctica (…) en cualquier momento" una vez que el líder Kim Jong-un tome una decisión. Sería, según un militar norcoreano, "una operación preventiva, en caso de que hubiera señales de una provocación de los Estados Unidos". La amenaza de Pyongyang también es proferida días después de que el Consejo de Seguridad de la ONU impusiese nuevas sanciones a Corea del Norte acusada de desarrollar su arsenal nuclear. El diario norteamericano Washington Post, citando un análisis de fuentes de inteligencia militar, reveló que los responsables norteamericanos consideran que Corea del Norte dispone "de armas nucleares capaces de ser transportadas por misiles balísticos", incluyendo sus cohetes intercontinentales. Esos avances significan que Pyongyang está más cerca de poseer misiles nucleares de lo que se pensaba en Washington. Hasta el mes pasado, los expertos consideraban que Corea del Norte necesitaría entre dos y tres años adicionales antes de poder desarrollar un misil balístico intercontinental (MBIC) dotado de una cabeza nuclear. Todo lo cual es inquietante y profundamente preocupante. José Ángel Gutiérrez [email protected]