• La entidad avisa de que el déficit público podría dispararse hasta el 4,7% del PIB en 2016, frente al 3,6% que estableció el Gobierno en el programa de estabilidad y también por encima del 3,9% que previsiblemente exigirá la CE.
  • Ese desvío supone nada menos que 11.000 millones más.
  • El informe incide en que las cuentas públicas han sufrido un "progresivo deterioro" desde abril.
  • El desajuste en las cuentas se debe en primer lugar a la reforma fiscal, que habría menguado los ingresos del Estado por encima de lo previsto.
  • También han influido los escasos ajustes de las comunidades.
La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) publicó el pasado miércoles un informe sobre el cumplimiento de los objetivos de estabilidad, en el que avisa de que el déficit público podría dispararse hasta el 4,7% del PIB en 2016, es decir, más de 11.000 millones por encima del 3,6% que estableció el Gobierno en el programa de estabilidad y también por encima del 3,9% que previsiblemente exigirá la Comisión Europea. El intervalo entre el 4,1% y el 4,7% estimado por la AIRef radica en si finalmente entrarán en vigor las propuestas planteadas por el Gobierno ante Bruselas para corregir la situación. Entre estas medidas, se encuentra la recuperación de un tipo mínimo sobre el resultado contable en los pagos a cuenta del impuesto sobre sociedades. Hacienda estima que esta medida podría elevar la recaudación en 6.000 millones este año si entrara en vigor en los pagos de octubre o diciembre. En el informe, la AIReF señala que el Estado incumplirá el objetivo de déficit este año -del 1,8% del PIB- y cerrará en el 2,1%. Si no aplica el anticipo para las grandes empresas, se irá al 2,7%, es decir, por encima del 2,5% que dejó en 2015. El organismo también prevé que el agujero de la Seguridad Social se situará en el 1,6% del PIB en 2016 -frente al 1,1% exigido-, mientras que las comunidades se quedarán cerca de la meta requerida, con un 0,8%, una décima más de lo acordado. Sobre el cumplimiento del objetivo de las CCAA del 0,7% del PIB para 2016, la AIReF lo ve "factible", aunque lo tacha de "poco ambicioso". La AIReF llama también la atención sobre los consistorios de Madrid y Barcelona, especialmente el primero, que prevén gastar en 2016 por encima del límite impuesto por Hacienda. El informe de la Autoridad Fiscal incide en que las cuentas públicas han sufrido un "progresivo deterioro" desde abril, lo que hace que el objetivo de déficit del 3,7% tenga "una vida muy corta". El desajuste en las cuentas, según la AIReF, se debe en primer lugar a la reforma fiscal, que habría menguado los ingresos del Estado por encima de lo previsto. También han influido los escasos ajustes de las comunidades. Ante este escenario, la AIREF propone que las Cortes controlen la reducción del déficit del Estado de forma preventiva, y que si bien Hacienda vigila a autonomías y a ayuntamientos, nadie supervisa a la propia Administración central. La sugerencia de la AIREF consiste en que el Gobierno rinda cuentas y envíe un informe mensual de la ejecución de la Administración central a la Comisión de Presupuestos del Congreso y a la propia Autoridad Fiscal. José Ángel Gutiérrez [email protected]