• Aprovechando el aumento de los presupuestos militares.
  • Se adjudica un contrato con el Ejército del Aire por 2,39 millones de euros.
  • Este puede ser el primero de muchos otros…
  • Y es que Indra es muy buena en los sistemas de información para Defensa.
Parece que Indra tiene un plan estratégico. Y es que su presidente, Fernando Abril-Martorell (en la imagen), apuesta por volver a Defensa. Precisamente, aprovechando el aumento de los presupuestos militares. Como saben, en el proyecto de PGE 2017, el Gobierno ha subido la partida del Ministerio que dirige María Dolores de Cospedal un 0,4% hasta los 5.758 millones de euros, representando ya el 1,7% del presupuesto general. Un incremento que se queda corto respecto al solicitado por la OTAN y también, explícitamente, pedido por el presidente de EEUU, Donald Trump, a sus aliados: el 2% del PIB. Actualmente, España dedica el 0,9%, sólo Bélgica y Luxemburgo gastan menos que nuestro país entre los 28 socios de la Alianza. Volvamos a Indra y su vuelta a Defensa. Se acaba de adjudicar un contrato con el Ejército del Aire por 2,39 millones, según publica el Boletín Oficial del Estado (BOE). En concreto, se ha adjudicado el mantenimiento del Sistema Logístico SL 2000, pero dicho contrato puede ser el primero de muchos otros… Y esto viene muy bien tras la Operación Lezo, pues se ha puesto en cuestión la figura del Ceo de Indra, Javier de Andrés, y la SEPI y los March han llegado a pedir su cese. Recuerden que Indra es muy buena en los sistemas de información para Defensa: hace años era la encargada de fabricar los radares de la Navy (Armada) estadounidense. Claro que otro de sus puntos fuertes son los contratos del recuento de votos electorales, que recuperó en los comicios del 26-J del año pasado después de haberlo perdido por primera vez en los del 20-D de 2015. Cristina Martín cris[email protected]