• Y despide a sus 471 empleados. Todo muy británico.
  • De nada ha servido la petición de los sindicatos para retrasar el cierre.
  • Imperial Tobacco exprimirá Altadis hasta el final y lo mismo hará con Logista.
  • La filial de distribución ganó un 22,8% más durante su primer trimestre fiscal.
Altadis, filial de Imperial Tobacco, cerrará la planta de La Rioja (en la imagen) sí o sí, a pesar de que el ministro de Industria en funciones, José Manuel Soria, pusiera a disposición de la empresa las herramientas disponibles para que, al menos, reconsiderara su postura. No hay nada que hacer: Imperial Tobacco no dará marcha atrás. La multinacional ni siquiera se plantea retrasar la medida, tal y como le habían solicitado los sindicatos, que este martes han mantenido una reunión con la dirección de la compañía. Por lo tanto, la fábrica que Altadis tiene en La Rioja cesará su actividad el próximo 30 de junio y echará a los 471 empleados de la planta. Para ser exactos, de los 471 afectados, 180 serán prejubilaciones y el resto, 291, despedidos con bajas incentivadas, con una indemnización superior a la legalmente establecida para despidos por causas objetivas. Y es que el consumo de tabaco va a menos y no se puede fabricar lo que no se vende. Eso es cierto. La cuestión es dónde fabricar lo que sí se vende. Ya se ve que en España no. De hecho, cuando se cierre La Rioja, Altadis sólo tendrá una planta en nuestro país, la de Cantabria, dedicada a la fabricación de puros y puritos. En definitiva, Imperial Tobacco continúa exprimiendo Altadis y lo hará hasta el final. Lo mismo hace con Logista, la filial de distribución de Altadis, creada por su entonces vicepresidente Pablo Isla tras la fusión, en 1999, entre Tabacalera y la francesa Seita. Recuerden cómo Logista dejó de cotizar en bolsa en 2008 pero, ante la necesidad de liquidez de Imperial Tobacco, volvió al parqué en julio de 2014. Precisamente, Logista ha publicado este martes los resultados de su primer trimestre fiscal. Y no son malos. El beneficio aumentó un 22,8%, hasta los 24,8 millones de euros gracias, sobre todo, al buen comportamiento de los resultados financieros, que aumentaron un 21,8%, y a los menores impuestos. Asimismo, los ingresos crecieron un 2,3%, hasta los 2.366,2 millones de euros. A pesar de la diversificación, el negocio principal de Logista sigue siendo el tabaco. Así, el volumen de cigarrillos distribuidos aumentó un 0,8% y el de tabaco de liar, un 2,2%. Además, la compañía ha renovado por cinco años su contrato de distribución con uno de los clientes más importantes en España, British American Tobacco (BAT), e hizo lo propio en 2015 con Philip Morris Spain, también para los próximos cinco años. Pablo Ferrer [email protected]