• El Parlamento de Corea del Sur aprueba destituir a la presidenta, investigada por un caso de extorsión.
  • La moción de censura sobre Park Geun-hye ha sido aprobada con más de dos tercios de los votos.
  • La pelota cae ahora en el tejado del Tribunal Constitucional, donde al menos seis de sus nueve jueces deben dar el visto bueno a la decisión del Parlamento.
  • A la espera de la decisión del Constitucional, la presidenta será desposeída inmediatamente de todos sus poderes.
El Parlamento de Corea del Sur ha aprobado con más de dos tercios de los votos la destitución de la presidenta Park Geun-hye (en la imagen), implicada en el grave escándalo de la 'Rasputina coreana', informa Efe. Estamso anute un 'impeachment', en castellano, acusación, que en el mundo anglosajón se entiende como el inicio de un proceso de destitución de un presidente que ha perdido la confianza de la cámara. El "sí" al proceso de destitución ganó con 234 papeletas a favor, 56 en contra, 7 votos nulos y 2 abstenciones poco más de una hora después de comenzar la sesión en la que votaron 299 de los 300 representantes de la cámara baja. La pelota cae ahora en el tejado del Tribunal Constitucional, donde al menos seis de sus nueve jueces deben dar el visto bueno a la decisión del Parlamento, en un proceso que llevaría 180 días como máximo. A la espera de la decisión del Constitucional, la presidenta será desposeída inmediatamente de todos sus poderes al frente del Estado, desde el control del Ejército hasta el derecho a veto o decisiones de política exterior. Después de recibir oficialmente la resolución de la Asamblea Nacional, Park deberá ceder los poderes al primer ministro, Hwang Kyo-ahn, que tomará provisionalmente las riendas del país. El resultado de la votación de hoy revela que la mayoría de los 128 diputados del partido conservador de la presidenta Park (Saenuri) han dado la espalda a su líder al optar por el 'impeachment'. Millones de personas han salido a las calles en las últimas semanas en protestas multitudinarias en todo el país para exigir la destitución de la presidenta por su implicación en el sonado caso de la 'Rasputina coreana'. La jefa de Estado fue señalada por los fiscales como "cómplice" de su amiga Choi Soon-sil, que presuntamente creó una red para recaudar decenas de millones de dólares de grandes empresas del país -mediante extorsión o a cambio de favores- y posteriormente se apropió parte de los fondos. La 'Rasputina', hija del controvertido líder de una secta religiosa que fue mentor de Park, también editaba discursos de la presidenta, decidía su vestuario y se cree que pudo intervenir en asuntos de Estado a pesar de no tener cargo alguno. Lo peor: Corea del Sur es pieza clave de Estados Unidos y de todo Occidente en el Pacífico, la regióneconómicamene más pujante (de hecho, ha sustituido al Atlántico) José Ángel Gutiérrez [email protected]