• La empresa centenaria envía a cien empleados a la sede de Apple para ayudar a su plantilla a crear nuevas aplicaciones de iPhone y iPad.
  • IBM está viendo reducidos sus ingresos en todas sus líneas de productos y pierde relevancia en la nueva era de los teléfonos inteligentes.
  • "Apple es capaz de fabricar algunos de los mejores aparatos del mundo, pero nosotros sabemos lo que muchas empresas grandes necesitan", dice un empleado de IBM.
  • Un portavoz de Apple señala que es motivo de orgullo que clientes corporativos como IBM "se hayan pasado también a Mac".
La centenaria empresa International Business Machines (IBM) ha decidido aparcar los sables con su archienemigo Apple. Rivales tradicionales en el sector de las tecnologías de la información, ahora ambas empresas parecen estar haciendo buenas migas juntas. Tal es así que más de cien empleados de IBM están en la sede de Apple en California ayudando a crear nuevas aplicaciones de iPhone y iPad para clientes de IBM como Citigroup, Sprint y Japan Post Holdings. Y no solo eso: IBM pronto puede convertirse en el mayor usuario corporativo de MacBooks. A IBM, con una plantilla de 380.000 empleados, se le plantea el reto de tener que competir con pequeñas y eficientes compañías de Silicon Valley. La empresa ha visto reducidos sus ingresos en todas sus grandes líneas de productos, y está disminuyendo su relevancia en esta nueva era de teléfonos inteligentes y de la nube. En términos del director de información de la empresa, Jeff Smith, IBM debe ahora plantearse si es posible "adquirir la innovación de las mejores empresas pequeñas" manteniendo su escala. Esta es la tesis que recoge The Wall Street Journal. Tal y como asegura Daniel Ives, analista de FBR Capital Markets, al diario norteamericano, "están sucediéndose grandes cambios en el sector de las TIC y empresas como IBM deben adaptarse". Uno de los empleados de IBM que han visitado Apple, Previn, resume así las ventajas del acercamiento entre ambas empresas: "Todos tenemos nuestras fortalezas. Apple es capaz de fabricar algunos de los mejores aparatos del mundo, pero nosotros sabemos lo que muchas empresas grandes necesitan". De todos modos, esto no es del todo nuevo: la multinacional ya anunció su colaboración con Apple en julio de 2014. Entonces decidieron asociarse para crear aplicaciones que juntaran las herramientas de Big Data de IBM y las capacidades de los iPhone y iPad. Han seguido avanzando en esa línea. A día de hoy IBM ya integra en su infraestructura tecnológica más de 110.000 aparatos de Apple, entre iPads, MacBooks y iPhones. Apple se ha abstenido de hacer comentarios sobre sus vínculos con IBM. Un portavoz de la empresa señala que han crecido "más rápido que la industria del PC durante una década". Por lo tanto es un motivo de orgullo, según afirma, que "clientes corporativos, como IBM, no sean la excepción y se hayan pasado también a Mac". Daniel Esparza [email protected]